Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Las asambleas populares de Quirino

Por: Tomás Chávez

Quirino Ordaz Coppel durante la inauguración de la calle pavimentada en el ejido Primero de Mayo.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Quirino Ordaz Coppel durante la inauguración de la calle pavimentada en el ejido Primero de Mayo. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Una especie de asamblea popular presidió ayer el gobernador Quirino Ordaz, junto con el alcalde Manuel Urquijo, en el acto de pavimentación de una calle en el ejido 1 de Mayo, donde dialogó, regateó y ofreció obras a vecinos y madres de familia.

Antes el diputado local Zenén Xóchihua le agradeció el pavimento, pero también aprovechó para pedirle que reencarpetara la carretera que conduce al ejido, porque está llena de baches, pero ahí fue donde las amas de casa le pidieron que repare el alumbrado público que no funciona y un grupo le pidió pavimentar el bulevar de la Siglo XXI.

Empezó el estira y afloja y el gobernador dio instrucciones para la reparación de la carretera y el alumbrado y se acordó analizar los costos de la pavimentación. Esta es la forma de gobernar, con atención directa que viene estableciendo Quirino, que enseguida salió corriendo porque tenía otro evento en Guasave y lo apuraron porque una tormenta amenazaba a Culiacán y había riesgo que no bajara el helicóptero.

Sin embargo, metros adelante se bajó del carro y a dar una entrevista a los reporteros en la que desglosó que tratará de bajar todos los recursos posibles antes que concluya el gobierno de Peña Nieto, para obras y de inmediato intentará entrevistarse con el próximo tesorero y con AMLO para gestionar los proyectos del 2019.

“Ya me conocen. No me detengo ante nada, padecí una enfermedad, casi quedé paralítico y no me doblegué, así es que insistiré y no tendré problemas”. Entre los proyectos está la carretera Choix-Babuichivo y la ampliación de los puertos de Topo y Mazatlán y obras sociales.

Popurrí. Más claro ni el agua, la política empieza a cambiar en el país, con la primera iniciativa que propone Morena en el Congreso federal para eliminar el fuero y poder enjuiciar a legisladores y todo tipo de funcionarios; asimismo, con la cancelación del megabono de cerca de 400 mil de pesos que se pretendía dar a los senadores.

La senadora sinaloense Imelda Castro mostró ayer los oficios mediante los cuales renuncia a los bonos de bienvenida, para comprar carro y computadoras, pero además adelanta que se reducirán los sueldos a menos de 105 mil pesos mensuales en apoyo al programa de austeridad republicana del presidente electo Andrés Manuel López Obrador. El priista Mario Zamora también anuncia que él no recibirá bono.
Aquí faltan los jaloneos que se presenten cuando Morena asuma el control del Congreso.

DE PRISA. La legislatura pretende cerrar fuerte y se ha echado a cuestas la tarea de sacar el mayor número de reformas legales en el menor plazo posible, en sesiones extraordinarias.

La prioridad la ha marcado muy claramente la bancada priista es lograr la autonomía de la Auditoria Superior del Estado para reforzar el combate a la corrupción, para que las investigaciones que realiza no dependan del Congreso ni de ninguno de los poderes.

También a marchas forzadas se nombran los consejeros de acceso a la información y de los consejeros de la Fiscalía General para dejar todo planchado antes de la despedida y evitar que los frenen los morenistas.

En esta nota:
  • Ojo indiscreto
  • Asambleas populares
  • Quirino Ordaz
  • Senadores
  • Bonos