Opinión

De infarto, la recomposición de candidaturas

Por: Luis Enrique Ramírez

Lindolfo Reyes. El Debate

Lindolfo Reyes. El Debate

Es cuestión de horas para que el presidente municipal de Choix, Lindolfo Reyes, se inscriba como militante del partido Nueva Alianza y, acto seguido, presente su registro para competir por la reelección en su actual cargo bajo las siglas PRI-Panal-PVEM.

Lindolfo ganará sin despeinarse. El PAN perdió desde el momento en que asignó el municipio de Choix a una mujer, con lo cual sacó de la jugada a su mejor carta electoral, que es el actual alcalde.

Aunque llegó como abanderado del PAN en 2016, Reyes no es militante de ese ni de ningún otro partido, lo cual expande su rentabilidad a electores de todos los signos políticos.

La candidata designada por Acción Nacional para los comicios de este año, Lidia Villalba Cota, no le hará ni sombra a Lindolfo. Puede usted apostar, desde ahora, doble contra sencillo.

RESUELTO EL 03. La exigencia por parte de Nueva Alianza de registrarse como miembro de ese partido para ser aprobado como candidato fue definitivamente rechazada por Liliana Cárdenas.

El dirigente nacional del Panal, Luis Castro Obregón, es inflexible en ese punto y se negó a hacer excepciones. Liliana se presentó este fin de semana ante él para negociar acompañada de su padrino, cuñado y compadre, el diputado David López Gutiérrez. El «no» de Luis Castro a llevarla como externa fue terminante, como terminante fue la negativa de Liliana a abandonar su militancia en el PRI.

Admirable la prueba de lealtad partidista de Liliana, pero ya en el terreno de la praxis política, no le vemos sentido, puesto que no se trataba de una traición al PRI. Nueva Alianza va coaligado al tricolor en la presente elección.

Mayra Gisela Peñuelas Acuña entra al quite por el Distrito 3, y en su caso no parece generarle conflicto el cambio de partido. Tal vez para este momento ya se haya inscrito como militante del Panal.

Es así que, la verdad sea dicha, la disputa se vislumbra electoralmente más interesante, pues va contra el «mandamás» del PAN en el estado, Adolfo Rojo Montoya, candidato de Por México al Frente en esa demarcación.

Mayra Gisela es mujer de armas tomar, agresiva como pocas a la hora de una contienda, y ello es garantía de votos, sobre todo en la era del empoderamiento femenino.

Deberá cuidar, eso sí, que su natural beligerancia no se extienda hacia sus correligionarios. En el pasado, Peñuelas Acuña libró legendarias batallas verbales contra los malovistas, que tienen presencia en el tercer distrito.

Quizá las lecciones recibidas durante el tiempo que permaneció «en la banca» le sirvan para moderar sus relaciones con los priistas, en sintonía con el principio de inclusión, marcado por el gobernador en el presente proceso electoral. Fue Quirino Ordaz, de hecho, quien la regresó a la vida pública apenas inició su mandato al promoverla en enero del 2017 para el cargo que ocupa (o que ocupaba hasta ayer, su renuncia era inminente) como delegada estatal de la Comisión de Desarrollo para los Pueblos Indígenas.

EL YIYO, EN LA CUERDA FLOJA. Otra candidatura del PRI que se tambalea es la de Hugo Enrique Moreno Guzmán para reelegirse como alcalde de Escuinapa.

La soberbia mostrada repetidamente por el Yiyo encendió la alarma en las altas esferas del poder político y ya se estudia la posibilidad de sacarlo de la contienda para lanzar como candidata a presidenta municipal a la síndica procuradora Claudia Tiznado Flores. Otra carta rentable es Mahomedalid Sánchez Luque, lo cual sería un golpe letal al robusto ego de Moreno Guzmán, pues es uno de sus blancos de ataque favoritos.

Hemos de decir, sin embargo, que la proclividad a la maledicencia por parte del Yiyo le ha abierto los más variados frentes. Cuentan que se la pasa hablando mal de todo mundo y sin distinción de género, pues no respeta ni a la alcaldesa en funciones Fernanda Oceguera. En su salud lo hallará.

En esta nota:
  • Presidente municipal de Choix
  • Lindolfo Reyes
  • Carta electoral