Opinión

Recordando a Zafra

Si no hay ideas se carece de capacidad para presentar alternativas de gobierno. Tampoco existe debate entre los partidos políticos ni entre estos ni con el gobierno ni con la sociedad.

Por  Aarón Sánchez

La 62 legislatura del Congreso del Estado de Sinaloa está conformada por diputados de 7 partidos políticos. El PRI tiene holgada mayoría, y los partidos restantes se enfrentan al desafío de saber ser una oposición útil, constructiva y que genere verdaderos avances en el desarrollo de la entidad. 
Es importante recordar ahora que a principios de 2003, la entonces 57 legislatura organizó una conferencia magistral que fue impartida por el politólogo español Dr. Manuel Zafra, académico de la Universidad de Granada, cuyo título fue “El papel de las oposiciones en los regímenes democráticos”.
La conferencia fue deliberadamente provocadora y causó polémica entre los dirigentes de los partidos políticos. El Dr. Zafra tocó temas sensibles, mencionó diversos problemas políticos ya ineludibles y que deberían resolverse por la vía democrática, mostró algunas fórmulas para abordarlos y señaló los rumbos a seguir. 
Sin embargo, nada importante ha ocurrido desde entonces. Las oposiciones de aquel momento hicieron caso omiso. No se dieron por aludidas. Disimularon entender el mensaje. Prefirieron callar. Pero a partir de este 2016, nuevamente las oposiciones adquieren relevancia. Por eso es importante recordar ahora las sugerencias que entonces hizo el académico español.
La calidad de un gobierno depende de la calidad de la oposición, afirmó el Dr. Zafra. La oposición debe tener capacidad para presentar propuestas alternativas. Para ello es indispensable que los partidos realicen debates internos. Es necesario reivindicar la dimensión política de los partidos. No deben ser sólo maquinaria electoral, deben ser organizaciones pensantes, generadoras de ideas y de propuestas. 
Pero cuando no hay ideas, cuando no se tiene un proyecto político, los partidos pierden su capacidad para llevar un mensaje claro a la ciudadanía. Al carecer de ideas, la confrontación se convierte en enfrentamientos personales, en escándalos y en descalificaciones. Si no hay ideas se carece de capacidad para presentar alternativas de gobierno. Tampoco existe debate entre los partidos políticos ni entre estos ni con el gobierno ni con la sociedad.
Además, dijo Zafra, llega un momento en que el gobierno debate con los medios de comunicación y no con los partidos políticos. Los medios sustituyen la incapacidad de los partidos y trasladan el debate del recinto parlamentario al espacio mediático. También, la falta de calidad en la oposición alienta el discurso de la participación ciudadana, y ello es una distorsión de la democracia.
Una de las primeras acciones que deberían hacer los nuevos diputados es solicitar al archivo del Congreso una copia de la conferencia dictada en 2003, por el Dr. Manuel Zafra. Ahí encontrarán una buena guía a seguir para que el papel de la oposición parlamentaria sea verdaderamente útil en términos de su contribución al desarrollo económico, social, cultural y político de Sinaloa.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo