Opinión

Lamentable deceso de Nena de Perezgómez

El mundo femenino de Los Mochis llora la ausencia de tan bella dama

Por: Alma Rosas

Foto temática: Pixabay

Foto temática: Pixabay

Cuando todo suponía que marchaba bien, Nena de Perezgómez recibió el llamado de Dios… “Es hora. La mesa está dispuesta” y cerró sus ojos para siempre, luego de que trataba de librar una lucha contra la muerte…

Estaba en Guadalajara cuando empezó a sentirse mal, tanto que tuvo que ser trasladada en ambulancia aérea a Los Mochis… Ingresó al Hospital Fátima en donde el cuerpo de médicos especialistas se hizo cargo de prodigarle atenciones, hasta que la noche del jueves a las 21:00 horas expiró…

Parece que sólo esperaba despedirse de su hijo Carlos, que a esa hora llegó procedente de la Ciudad de México, para cerrar sus ojos a la vida…

Al lado de la bella dama se encontraba su hija Patricia Perezgómez de Gastélum… También su esposo, el conocido empresario don Carlos Perezgómez, quien sumido en el más profundo dolor vio partir a su esposa, su amiga, su compañera de vida, su todo…

La estimable dama nos concedió el privilegio de su amistad… Desde siempre cultivamos este sincero sentimiento… Era profundamente cristiana, se inclinaba por las bellas artes, don que heredó de su señora madre… En casa tenemos un cisne revestido de hoja de oro, regalo de Nena para mi hija Alma Carmina… También la imagen de la Virgen del Carmen y un recuerdo más: el libro que le escribió a su hija Pollito con una inspirada dedicatoria llena de sentimiento y de dolor… Así de generosa fue siempre Nena… 

Mismo círculo…

Formábamos parte del mismo círculo de amigas… Estuvimos juntas en la celebración del aniversario de AMSIF en la que Carmelita, su fundadora, supo de la probada hospitalidad de Nena, de quien fue huésped en su hogar durante su breve estadía en Los Mochis…

Siempre aceptamos las invitaciones de otros grandes y queridos amigos, los Nielsen –Manuel Enrique y Emilia- en cuyo hogar coincidíamos y ahí mismo se nos hacía muy chiquito el mar para echarnos un “buche” de agua… Decía  ella “fiel hasta morir” y la sentencia se cumplirá…

Un abrazo solidario para don Carlos, a quien la inesperada muerte de su esposa Nena lo ha dejado sumido en un mar de tristeza… Nuestro sentido pésame a sus hijos Carlos y Patricia, a su yerno Luis Gastélum Acosta y a su nuera Jennifer Angélica Argandoña de Perezgómez… Y un abrazo ¡así de fuerte! para los adorados nietos de Nena: Luis Mario, Gilberto Carlos y Patricia Carol Gastélum Perezgómez y Nicolás y Jenny Perezgómez Argandoña, a quienes de corazón acompañamos en su pena…

Los restos mortales fueron cremados la noche del jueves; ayer se recibieron condolencias en Funerales Misión y ayer mismo a las 17:00 horas se ofició misa de cenizas presentes en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima…

Reflexión: Somos un puñado de cenizas, con fecha de caducidad…

Por hoy es todo. No olvide que mañana volveremos a vernos aquí en otro RESUMEN. 

En esta nota:
  • Resumen
  • Deceso
  • Nena de Perezgómez