Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Cuidar de otros y ser compasivos…

Esto es lo que añade acción, al acto de amar con sentimiento incondicional

Por: Alma Rosas

Personal del DIF coordinado por Lizeth Perea realiza la separación de los artículos donados(EL DEBATE)

Personal del DIF coordinado por Lizeth Perea realiza la separación de los artículos donados | EL DEBATE

La  riqueza es felicidad y sin embargo es tan difícil y fácil de conseguir a la vez… La felicidad consiste en mirar a  todo lo bueno y lo malo en el momento dado –tanto por dentro como fuera de nosotros mismos. Y entonces escoger enfocarnos a lo bueno… Eso es todo. Es simple de entender, fácil de hacer y sin embargo tan difícil de recordar…

Contrario a lo que la mayoría de las personas creen, la felicidad estriba en lo que sucede fuera de nosotros mismos… La felicidad depende mucho menos de las cosas exteriores de lo que pensamos… Algún día el mundo tendrá que aprender que las cosas materiales no traen la felicidad, y que tienen muy poca utilidad para volver poderosas a las personas… La  riqueza y la felicidad no es algo que nos ocurre. Es algo que forjamos, que creamos con la calidad y el contenido de nuestros pensamientos… La felicidad no es tener lo que pensamos que queremos, sino querer lo que queremos y somos… La riqueza es ser felicidad en este mismo momento, este día, este lugar, con todos los problemas que podamos tener, pero apreciando en toda su intensidad el privilegio de vivir… La  abundancia es tener más de lo que necesitamos y queremos…

El problema es que siempre queremos más de lo que ya  tenemos y eso simplemente no funciona para proporcionarnos felicidad… Si deseamos muchas cosas, muchas parecerán pocas… En medio de la abundancia, hay personas muy miserables…

Cuidar de otros…

Cuidar de otros, hacernos responsables de su vulnerabilidad y ser compasivos es lo que añade acción al acto de amar… El amor, para brindarnos riqueza, tiene que ser incondicional… Compartir con otros es la esencia de apreciar la verdadera  riqueza…

En estos precisos momentos a todos se nos presenta la oportunidad de disfrutar de la alegría y la felicidad de dar, para enriquecer nuestra alma, nuestro espíritu… Nuestra amada ciudad, vive un momento crucial… Jamás había ocurrido un desastre como el que estamos viviendo, porque estamos inmersos en un mar de agua… Pero estamos trabajando porque nuestro corazón sea más grande que este problema… A la medida de las posibilidades de cada uno, estamos apoyando a las familias más desprotegidas del municipio…

Un aplauso a los jóvenes de Los Mochis que desinteresadamente están colaborando en los albergues, habiéndose integrado en equipos que se encargan de la distribución de alimentos y ropa… Debemos seguir proporcionando estos indispensables elementos para proteger a las familias… Nuestra ayuda es esencial. Ante este desastre, estamos frente a un gran desafío… Cada uno de nosotros participaremos porque sabemos que los problemas son parte de la vida y no vamos a permitir que estos obstruyan nuestra tranquilidad…  

Por hoy es todo. No olvide que mañana volveremos a vernos aquí en otro RESUMEN.

En esta nota: