Opinión

Y que se suelta el Tigre

Por: Joaquín López Dóriga

Andrés Manuel López Obrador. AP

Andrés Manuel López Obrador. AP

Con ton y son. Florestán.

Por meses, Andrés Manuel López Obrador había llevado una exitosa estrategia electoral que lo tiene en el primer lugar de las preferencias y que apenas, le contaba el viernes, se ha convertido en el candidato a vencer.

A diferencia de 2006 y de 2012, ahora proyectó una imagen de serenidad, de propuestas, se cuidó de no ir a entrevistas y menos a debates para mantener esa primera posición hasta que en la parte final de la Convención Bancaria de Acapulco dejó la advertencia de que era él o el fraude que soltaría el tigre de la inconformidad y a ver quién lo amarraba, porque él se iba a Chiapas.

Después de eso hubo quienes quisieron suavizarla diciendo que solo había citado a Porfirio Díaz cuando dijo eso a Victoriano Huerta, el traidor y asesino que lo acompañó al puerto de Veracruz para abordar el Ypiranga, que lo trasladó al exilió final a Francia.

Pero la amenaza del tigre estaba viva, él la había hecho.

El jueves pasado, Paco Ignacio Taibo II, uno de los lópezobradoristas más antiguos, de hueso colorado, desmintió de AMLO y de su promotor, el empresario Alfonso Romo, coordinador de su proyecto alternativo de Nación, y sostuvo que en Morena sigue en pie el rechazo a la reforma energética y todas las demás. ¿Quién chingaos le dijo a Romo que somos “nos”? Porque que yo recuerde hasta ahora en el último congreso y los tres últimos consejos nacionales de Morena se ratificó plenamente que hay que echar abajo la reforma energética y todas las demás. Habría que preguntarle a Romo a nombre de quién habla y a quién le habla al oído. ¡Ni un pinche paso atrás ni en la reforma educativa, ni en la energética, ni en la ley de playas ni en la hacendaria! ¡Abajo todas las pinches reformas neoliberales!, exclamó.

A esto no respondió una palabra Romo, pero López Obrador sí, el 18 de marzo, cuando colocó una ofrenda floral al pie de un monumento a Lázaro Cárdenas en el aniversario de la expropiación petrolera, y le dio la razón.

El Tigre de la contradicción está suelto.

Aunque Taibo diga que los periódicos conservadores (sic) no tienen derecho moral a decir ¡Ay, se están dividiendo!

¿También va a coincidir López Obrador en eso de que los periódicos que ellos tachan de conservadores no tienen derecho a decir…?

Entonces, ¿quiénes sí?

No cabe duda: se acabaron las formas y soltaron al tigre

RETALES

1. RENUNCIA.- Miguel Mancera presentará su renuncia a la jefatura de Gobierno de Ciudad de México el próximo día 28. Lo sucederá José Ramón Amieva, de todas sus confianzas, actual secretario general de Gobierno. Mancera será senador y coordinador del gobierno de coalición;

2. LISTAS.- Sorprendió que en las listas de senadores plurinominales del PRI, Carlos Aceves del Olmo, el viejo frágil secretario de la CTM, desplazara a Miguel Ángel Osorio Chong del segundo al cuarto lugar, que en los hechos es lo mismo; y

3. NOMBRES.- Las listas fueron revisadas el viernes por la noche en Los Pinos por el presidente Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade, Aurelio Nuño y Enrique Ochoa. Del candidato van Vanessa Rubio y Jorge Stephan.

Nos vemos mañana pero en privado.

En esta nota:
  • Andrés Manuel López Obrador
  • Convención Bancaria de Acapulco