Opinión

TERCER PISO

Por  Tercer Piso

Nuevo informe. Luego de que el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, se negó a comparecer en el Congreso del Estado por el tema de la autorización irregular de permisos para construir torres condominiales en zonas para edificios unifamiliares, la diputada local y presidenta de la Comisión de Hacienda, María Victoria Sánchez Peña, quien forma parte de su grupo político, le organizó un foro de disciplina financiera y deuda pública en el Palacio Legislativo, que sirvió de escenario para que Benítez Torres presentara de nuevo su Informe de Gobierno, ahora en Culiacán, hasta donde acarrearon en camiones a alrededor de 300 mazatlecos, muchos de ellos de la tercera edad, que se estuvieron durmiendo por lo complejo de la información que ahí se manejó, hasta que el presidente municipal comenzó a hablar, y durante toda su participación le aplaudieron con fuerza. Sobra decir que, en su intervención, el munícipe porteño abundó en las bondades de su Administración, a la que describió como austera y eficiente. De acuerdo con algunos de estos acarreados, los camiones los dejaron lejos del Congreso y tuvieron que caminar mucho para que estos no fueran vistos, y dieron a entender que no era al primer evento de Benítez al que acudían. Al evento únicamente acudieron los legisladores Fernando Mascareño, Édgar Augusto González y Gloria Himelda Félix; y no tuvo el respaldo de su bancada. Así la Cuarta Transformación en Sinaloa.

Alarmante. Lo que una vez y otra negaron, le explotó al alcalde de Ahome, Guillermo «Billy» Chapman, que presumía los mejores niveles de seguridad, y junto al secretario de la comuna Juan Fierro escondían el problema de «levantones» que se registró en el mes de noviembre. Se enojaron mucho cuando Mirna Medina, líder de las rastreadoras, reveló la cifra de sesenta desapariciones en lo que iba de noviembre. Incluso, Fierro la desmintió, y dijo que solo tenían el registro de cuatro, pero que ya esas personas estaban en sus casas. Ayer, el fiscal general del estado, Juan José Ríos Estavillo, reveló que tienen ¡43 denuncias por desapariciones en noviembre en Ahome! Si Fierro quería que hubiera denuncias, ahí están, pero ahora sale con que es posible que esas desapariciones se hayan realizado en el pasado, pero que hasta ahora están denunciando. Ni la burla perdona.

¿Regalo anticipado? En Escuinapa, el Ayuntamiento ya prevé un recorte de 40 millones de pesos en su presupuesto del 2020. Pero ante la crisis, la Administración que encabeza el morenista Emmett Soto está optando por la salida más fácil: el despido de personal. La tesorera municipal Ileana Margarita Rincón anunció ayer que probablemente se ejerzan recortes laborales en la dirección de Obras Públicas. ¡Vaya Navidad que les aguarda a los trabajadores más pobres del Ayuntamiento con esos anuncios!

Espaldarazo. Un grupo de ejidatarios, quienes aseguraron no tener relación con alguna organización agrícola, se reunieron ayer para manifestar ante los medios de comunicación su voto de confianza ante las políticas que está emprendiendo el Gobierno federal. Aunque admitieron que debido a los cambios que se están presentando de inicio puede parecer que están afectando los intereses de los productores, quienes aunque no tienen muchas hectáreas sí rebasan las cinco confían en que a final de cuentas con estos ajustes el dinero y los apoyos puedan llegar a quienes más lo necesitan, los «productores de verdad», no a quienes se refirieron como paleros del Gobierno del Estado, quienes velan por todo interés, menos por los intereses reales de los productores sin filiación política. Por cierto, también acusaron que quienes están detrás de la toma de las oficinas de la Financiera Nacional de Desarrollo, que se llevó a cabo el pasado 17 de octubre, es gente que está muy hundida por no pagar lo correspondiente ante el organismo.

Todo mágico. En el municipio de Nunca Jamás no hay ninguna alteración, no hay nada que mueva las extrañas tranquilidades que se respiran en el pueblo mágico, así es como vive el alcalde Guillermo Galindo Castro, quien asegura que los hechos violentos ocurridos en la zona serrana de Mocorito no alteran para nada la tranquilidad en la cabecera municipal y que su principal trabajo es la prevención. Qué tristeza que para la mente del presidente municipal de Mocorito solo quepa el centro histórico, y lo demás se le olvida, se le resbala y se le pasa, como si no existiera; mientras existe un grupo de familias que vivió días de horror y miedo ante un grupo de gavillas que irrumpió en la tranquilidad en sus hogares, de sus pueblos, y muchos de ellos en medio de la oscuridad de la noche salieron con lo que pudieron para salvar sus vidas. Entonces ¿al alcalde se le olvida que también la sierra demarca su Gobierno?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo