En Pareja

Intimidad invadida

SEXO
Avatar del

Por: EL DEBATE

Es muy extraña la realidad virtual, porque aunque te metas, la otra, la real, la de carne y hueso siempre se hace presente.

Siempre que navegamos observamos las fotos y leemos los posts de los amigos en las redes sociales. Nos parece bien o normal ver las fotos de sus familias durante sus vacaciones.

Pero, ¿qué pasa si lo que haces en la web es algo más íntimo? No para cualquiera.

Una práctica muy extendida, aunque poco admitida, que consiste en tocarse e intentar llegar al clímax con la ayuda de otra persona, a la que se ve en pantalla con ropa sugerente y realizándose tocamientos para llegar también al placer.

>

Esto, que suena raro, frío y hasta obsceno, es la única oportunidad que tienen muchas parejas que viven distanciadas para tener algo parecido a intimidad.

Facund Fora ha expuesto sus argumentos a favor de esta práctica en el curso "La nueva sexualidad en el siglo XXI", en la Universidad Internacional de Andalucía.

>

Para él, el cibersexo es una oportunidad única para auto-conocerse, explorarse y empezar a disfrutar de la sexualidad de una manera segura, sin riesgos de embarazo ni de contagios de enfermedades de transmisión sexual.

Sin embargo, también hay que atender a los peligros, sobre todo, si estamos hablando de menores de edad, ya que hay muchas personas que se aprovechan de ellos y después les extorsionan obligándoles a hacer lo que no quieren.

Ahora, ¿qué pasa si el espacio virtual que ocupas es visto desde afuera? Eso te devuelve a la realidad.

Este es el caso de una mujer que se filmaba jugando con su cuerpo para otra persona mientras sujetos ajenos a su espacio la observaban.

Esto demuestra que incluso en lo más íntimo podemos ser objeto de observación de quienes no consideramos deben estar ahí, en ese momento.

En esta nota:
  • realidad virtual
  • navegamos
  • posts
  • redes sociales
  • familias
  • vacaciones
  • web
  • íntimo
  • clímax
  • en pantalla
  • ropa sugerente
  • cibersexo