Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tu lengua + el clítoris = a torbellino sexual

SEXO

Esta comprobado que si sabes usar muy bien tu lengua al momento de intimar con tu pareja, lo demás llegará por si solo. Una buena dosis de sexo oral, traerá tanto al hombre como a la mujer, una odisea sexual que jamás olvidarán.

 

Por lo general, el hombre siempre va directo 'al grano', sin ofrecerle a su chica un calentamiento previo. La Doctora Raquel Traba y su libro Los Placeres de Lola, dan a conocer ciertos consejos para juguetear con el clítoris de una manera que generara un alto voltaje en la mujer, llenándola de placer y deseo para la hora de la penetración. Así que caballeros, paren oreja picarones.

 

Para empezar, hay que encontrar una posición lo más cómoda posible para estimular el clítoris de la mujer mediante el sexo oral:

 

-Ella arrodillada sobre la cabeza de su pareja, bajando su vulva sobre la boca de él.

-Ella acostada sobre la cama con sus piernas en el suelo. Él entonces se pone de rodillas sobre el suelo entre sus piernas abiertas.

-Acostados de lado el uno frente al otro, con la colocando sus cabezas sobre los muslos del otro.

-Acostados en el suelo de lado, en ángulo recto formando una "T". Ella con la pierna levantada para dar acceso a la zona y él recostando la cabeza sobre el muslo interior de ella.

-Está la posición tradicional donde ella está tumbada de espaldas con las piernas abiertas y su pareja entre sus muslos. Además de cómodo, puede resultar muy morboso si ella se coloca una almohada debajo de la cabeza, así puede observar a su pareja.

 

¿Cuál se te antojo?, ¿la primera, o tal vez la cuarta?; sea cual sea, ¡disfrútala!

 

Esto es solo el primer tiempo goloso. Recuerda que cada mujer es un mundo, es importante adaptar la técnica de inicio al gusto de cada mujer. La sensibilidad de la vulva y el clítoris determinan qué tipo de estimulación le gusta y a la cual responde más. Hay mujeres que prefieren un toque suave y lento, otras disfrutan más con un toque rápido y firme. Lo más recomendable, es iniciar un juego de precalentamiento y tener presente que el clítoris es la cereza del pastel. Una mujer, con solo imaginar cómo su amante descienda hacia su sexo a través de excitantes insinuaciones, ya empieza a lubricar y su excitación va en aumento por momentos.

 

Es aquí donde te insistimos, no vayas directo 'al grano'. No hay mejor manera de empezar, que con tiernos besos en las piernas, tobillos, muslos. Poco a poco abre las piernas de tu mujer hasta llegar a su vulva. Cuando la vagina está muy lubricada, el clítoris va aumentando su tamaño y la lengua del chico está lista para entrar en el ruedo.

 

Acaricia, besa y lame la parte interna de los muslos. Lame cuidadosamente el área donde se unen la vulva y los muslos. Lame lentamente su monte púbico y sus labios mayores. Tómate tu tiempo. Desliza la lengua a lo largo del surco formado por los labios mayores. Después entre sus labios mayores y menores. Si es posible introduce los labios menores en tu boca y chúpalos. Eso los irá llenando de sangre y aumentando la excitación. Lame el área entre sus labios menores justo fuera de la vagina y el orificio uretral. Si el clítoris está bien definido, desliza su lengua a lo largo de los surcos que lo separan de los labios mayores. Ahora si picarón, has llegado a la cereza del pastel.

 

Los placeres de Lola te da a conocer cinco movimientos de lengua muy satisfactorios:

 

-Pon la lengua plana y grande; pásala despacio de arriba a bajo por la vagina.

 

-Intercala tres lentas chupadas con cinco chupadas rápidas directamente en el clítoris de izquierda a derecha.

 

-Intercala tres o más lentas chupadas con succiones de clítoris.

 

-Succiona el clítoris y déjalo atrapado en la boca mientras le vas dando pequeños golpecitos con la lengua.

 

-Finalmente, si a tu pareja le gusta, lame su clítoris mediante toques fuertes y rápidos.

 

A veces las palabras no son necesarias al momento de la explosión sexual. Con unos simples movimientos que haga tu mujer, te esta comunicando como quiere que continúes con tu demostración de ser todo un semental.

 

¿Empuja tu vulva hasta encajarla dentro de tu boca?; tu chica está pidiendo más presión directa sobre el clítoris.

 

¿Se hecha para atrás cuando entra en contacto tu lengua con su clítoris?; entonces para el carro y estimula otros lugares de la vulva, ya que lo que tu chica quiere decir, es que el contacto ha sido muy directo.

 

¿Si mueve las caderas?; si las mueve hacia arriba, demanda que subas un poco la lengua, hacia abajo, entonces debes estimularla situando la lengua un poco más abajo, si las mueve muy rápido, quiere más velocidad.