Policiaca

Estranguló hasta la muerte a dos de sus víctimas, le dan 160 años de cárcel

José Juan estrangúlo hasta la muerte a dos hombres, de los cuales fueron privados de su libertad

Por  Agencia Reforma

José Juan estrangúlo hasta la muerte a dos hombres, de los cuales fueron privados de su libertad(Foto temática: FGEV / Foto: Reforma)

José Juan estrangúlo hasta la muerte a dos hombres, de los cuales fueron privados de su libertad | Foto temática: FGEV / Foto: Reforma

Monterrey.- A 160 años de cárcel fue sentenciado un hombre, quien en el 2017 secuestró a dos personas en Zuazua y tras estrangularlos hasta la muerte, sus cuerpos fueron encontrados sobre la Carretera a Laredo, en Ciénega de Flores.

José Juan Zendejas Silva, de 30 años, apodado "El Gordo Botana", recibió sentencia condenatoria de parte de un Juzgado Colegiado de Juicio Oral Penal del Estado, integrado por tres jueces.

José Juan Zendejas Silva de 30 años de edad, recibió una condena de 160 años / Foto: Reforma

Los juzgadores, en audiencia realizada a puerta cerrada, lo declararon culpable del delito de secuestro agravado por el plagio de Raúl N y Jesús Alejandro N.

La Fiscalía Antisecuestros comprobó que el detenido y otros tres cómplices, quienes no están detenidos, privaron de la libertad a los dos hombres, quienes estaba en un domicilio de la calle Villa del Márquez, en la Colonia Real de Palmas, en Zuazua.

En el fallo se estableció que el doble plagio fue cometido el 15 de diciembre del 2017 a las 23:00 horas, cuando el sentenciado y sus acompañantes llegaron hasta la casa y tras amagar con armas de fuego a las víctimas, violentamente las subieron a un automóvil Ford Fiesta y se los llevaron.

Al siguiente día, el 16 de diciembre del 2017, a las 9:00 horas, los cuerpos de Mil Rodríguez y Castillo Morales fueron encontrados con las manos atadas por la espalda y amordazados, a la altura del kilómetro 35 de la Carretera a Laredo, en Ciénega de Flores.

La necropsia determinó que Raúl y Jesús Alejandro, quienes presentaban huellas de haber sido golpeados y torturados, fallecieron a consecuencia de asfixia por estrangulamiento.

La ley señala que la pena máxima en el Estado es de 60 años, que es el tiempo máximo que una persona puede estar en prisión.

Las sentencias por este delito no tienen ningún beneficio legal que ayude al sentenciado a reducir la pena.