Policíaca

Acuden a visitar a su familiar y lo encuentran muerto en Culiacán, Sinaloa

Ramón Antonio fue hallado asesinado y estado de descomposición cuando su familia llegó a su casa en la zona sur de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, para visitarlo

Por  Hernán Alfáro

Un investigador y un perito salen de la casa.(Foto: El Debate / José Betanzos)

Un investigador y un perito salen de la casa. | Foto: El Debate / José Betanzos

Culiacán, Sinaloa.- El reloj marcaba cerca de las 12:20 horas, y en El Ranchito, al sur de la ciudad de Culiacan, se confirmaba una muerte más. Ramón Antonio N., quien vivía en una humilde casa de ladrillo pintada de color blanco, fue hallado sin vida al presuntamente haber sido atacado con un arma blanca.

Se dijo de manera no oficial que hasta su casa llegó un hermano suyo para saber cómo se encontraba. Los olores fétidos le produjeron un mal presagio. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Se imaginó lo peor, y acertó: su familiar yacía tendido en el piso y en avanzado estado de descomposición. De pronto salió y solicitó la intervención de la Policía. Era un misterio su muerte, no sabían qué estaba pasando. 

En esos momentos, dos policías llegaban a la calle Principal y Tercera; descendieron, cruzaron ciertas palabra con los dolientes y entraron a confirmar el deceso

Los oficiales salían de la casa tapándose la nariz, pese a que traían cubrebocas, al no poder soportar los olores fétidos. Tomaron un rollo de cinta amarilla con la leyenda de “Prohibido el paso”, la cual extendieron sobre un cerco para limitar el paso de civiles. 

¿Muerte natural o violenta?, fue la pregunta principal. 

Investigadores del Grupo Ares y Águila llegaron al ser requeridos. Los segundos entraron, pero al salir aún seguían en desconcierto.

Después arribó un prosector de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien lo revisó, y de manera preliminar se alcanzó a escuchar que la víctima tenía una herida lineal provocada al parecer por arma blanca y dos en el pecho. Esto vino a descartar que Ramón, de 37 años de edad, hubiese fallecido por algún tipo de enfermedad. 

Sus familiares comentaron a la autoridad que el joven, de quien en su credencial de elector se decía que tenía su domicilio en sector Los Ángeles, trabajaba en el ramo de la construcción, pero lo último que ellos sabían era que Antonio no tenía problemas con nadie, por lo que no entendían por qué decidieron privarlo de la vida.

Últimas noticias de policíaca local en los siguientes enlaces:
Homicidios en Culiacán, Policíaca Culiacán, Policíaca Sinaloa

El peritaje

En ese momento el sol se ocultaba, pero el calor era intenso, y aun así los peritos tuvieron que colocarse sus trajes desechables color blanco para realizar los trabajos de campo. 
Se dijo de manera extraoficial que al parecer había algunas gotas de sangre cerca del cuerpo y otras evidencias que ayudarían para aclarar el supuesto crimen. 

Entre cinco a seis días la autoridad estimó que Ramón tenía sin vida en su casa.
Transcurrido el tiempo necesario, concluyó el peritaje. 

El cuerpo acabó en el anfiteatro, donde se le realizarían los estudios de ley para confirmar la causa y tiempo de muerte.

Otro detalle

Se indicó que el pantalón, a la altura de la pierna, probablemente tenía alguna quemadura y otros orificios, de los cuales se pensó que pudieron ser originados por la descomposición del cuerpo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo