Selecciona tu región
Policíaca

Agentes de tránsito, con las manos desnudas escarbaron entre los escombros en la tragedia en Culiacán

En el desplome de un techo en una zapatería en Culiacán, agentes de tránsito acudieron y con las manos desnudas escarbaron entre los escombros.

Por Hernán Alfaro

-

Sinaloa.- Aún con el semblante de asombro, los elementos preventivos de Tránsito Municipal apoyaron la tarde-noche de ayer en un desplome del techo de una zapatería en Culiacán, escabarndo entre los escombros con las manos desnudas para rescatar a las víctimas. 

Las marcas en sus manos no dejan mentir, los oficiales aún se entristecen al recordar que no pudieron rescatar con vida a Susana, la joven empleada que falleció tras quedar atrapada entre pedazos de concreto.

Entre los comentarios se mencionó que, al tener el reporte de la evidente tragedia al estar cayéndose a pedazos una marquesina, un elemento del escuadrón de ciclistas se aproximó lo más pronto posible y se fueron sumando más elementos a dar apoyo, pero ya estaba un oficial de Tránsito en el lugar.

Con las manos descubiertas arañaron vidrios y concreto, por lo que poco a poco fueron descubriendo a las víctimas, sobre las que indicaron que no reaccionaban, no hacían ruido, solamente su agitada respiración nos ponían en alerta.

Con ayuda de más personas que se fueron sumando, entre ellos civiles, cuerpos de rescate de auxilio apresuraron las maniobras.

Un agente se acercó a una ferretería cercana, quienes le ofrecieron herramientas necesarias, entre palas y demás objetos, que ayudaron a salvar más vidas. Recordaron también que la ciudadanía se les acercó a ayudarlos, algunos les acercaron sueros, aguas y cubetas para retirar el escombro.

“Miramos escombros y que debajo había personas”, comentó uno de los policías. Jonathan se bajó el cubrebocas y, con voz ya serena, dijo que sus compañeros, junto con él, andaban desesperados, y solo veían que abrían la boca, pero al voltear hacia arriba miró un amenazante pedazo de concreto que estaba por desprenderse, por lo que pensó en voz baja: “Dios mío, que no nos caiga encima”, ya que él pensaba solamente en sacar a las personas.

Al llegar a su casa, después del fatal percance, se sintió tranquilo porque hicieron lo que estuvo en sus manos.

Algunas personas lloraban 

Se escuchó un ruido seco, luego salió mucho polvo. Un joven salió de la zapatería pero no dijo nada, al parecer estaba en estado de shock, mientras algunos trabajadores estaban atrapados bajo los escombros del techo. Una persona corrió y activó el botón de pánico ubicado a unos cuantos metros. Esto alertó a trabajadores de puestos cercanos de que algo malo había ocurrido. Al lugar, los primeros en llegar fueron agentes municipales.

“Fue impactante cuando miramos que sacaron a una mujer y la pusieron en la banqueta. Los que la auxiliaban le limpiaban la cara, la tenía llena de polvo. Sentimos alivio cuando miramos que respiraba”, comentó una mujer que trabaja en un establecimiento cercano.

Ayer, muchas personas pasaban frente al lugar de la tragedia al saber que una mujer murió por el derrumbe del techo. Algunas se persignaron, lamentaron el hecho y hay quienes hasta dejaron escapar lágrimas.

Reporte médico

Uno de los dos heridos ya fue dado de alta 

La doctora Tania Clarissa Medina, titular del Instituto Mexicano Social, dio a conocer que se activó el protocolo de recepción masiva de pacientes con personal médico y de enfermería atentos de los hechos que se registraron alrededor de las 18:15 horas.

Se tenía conocimiento de varios heridos, inclusos de trabajadores de la empresa y clientes. Indicó que 15 minutos después se recibió a una joven de 23 años de edad en el área de Urgencias, misma que presentó contusiones y fractura de fémur derecho, por lo que quedo hospitalizada, quedando en el área de piso, al igual que se le dio atención a un joven quien, tras pasar por estudios de rayos X, se descartó fracturas y solo se le saturaron algunas heridas y se dio de alta durante la mañana de ayer.

Legalidad 

Edificio protegido por el INAH 

De acuerdo a información que les han brindado, el edificio en donde está la zapatería afectada por el derrumbe esta protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó Francisco Vega Meza, director estatal de Protección Civil. En el caso de ellos, detalló que ayer estaban en el lugar del percance porque no era seguro y querían constatar que estaba bien resguardado.

Leer más: Entre llanto y suspiros, despiden a Susana, la gerente fallecida en el derrumbe de la zapatería en Culiacán

Indicó que el primer respondiente en ver que los edificios estén en buenas condiciones son los propietarios, pero también deben realizar revisiones las autoridades de Protección Civil municipal, pero desconoce si lo hicieron. Indicó que será la Fiscalía General del Estado quien determine por qué ocurrió el accidente.

Así se vivieron los primeros minutos tras el derrumbe del techo de la zapatería en Culiacán 
Síguenos en
Más sobre este tema