Policiaca

Asesinan a balazos a vecino de Ocoroni en Sinaloa Municipio

El cuerpo de Pedro ‘N’, de 41 años de edad, quedó tirado en la calle, a 100 metros de una tienda de autoservicio, por la rúa que conduce a la comunidad San Blas 

Por  Julissa Félix

El cuerpo de Pedro ‘N’ fue cubierto con una manta amarilla por los propios vecinos.

El cuerpo de Pedro ‘N’ fue cubierto con una manta amarilla por los propios vecinos.

Guasave, Sinaloa.- Una persona del sexo masculino, identificada con el nombre de Pedro “N”, de 41 años de edad, vecino de Ocoroni, fue abatida a balazos al mediodía de ayer en la mencionada sindicatura, perteneciente a Sinaloa municipio.

El cuerpo sin vida quedó tirado boca arriba, a un costado de una moto Italika, color roja, modelo 2009, en la que al parecer viajaba por la calle de terracería que conduce al camino a San Blas, a metros de la popular tortillería Pedritos, y a unos 100 metros de una tienda de autoservicio. 

Ataque. A la altura de las costillas del lado derecho, Pedro ‘N’, de 41 años de edad, tenía el mayor rasgo de sangre provocado por uno o varios impactos de bala al parecer con arma corta.

El hecho

De acuerdo con autoridades locales del municipio alteño fue pasadas las 11:54 horas de ayer cuando en la base de Sinaloa de Leyva se reportaron las detonaciones de fuego y una persona herida, por lo que se desplegó un operativo y al llegar al lugar de los hechos en Ocoroni se confirmó la muerte del padre de familia a quien le sobreviven su esposa, quien arribó a la escena del crimen, al igual que al-gunos de sus cuatro hijos. 

La zona fue acordonada y personal de la Fiscalía levantó las evidencias, entre ellas los cinco casquillos al parecer de calibre 22. 

Fue a las 14:41 que llegó personal de investigación e iniciaron indagatorias para ordenar que se levantara el cuerpo del hoy occiso, quien se dedicaba a trabajar la madera al recolectar estacón para las tareas del campo, pero ayer no había salido a las labores.

Detonaciones

De forma extraoficial trascendió entre los presentes que el presunto responsable podría tratarse de su yerno, a quien mencionaban con el apodo del “El Chel”, esto basado en que se les había visto discutiendo, se escucharon cinco detonaciones de fuego y posteriormente una unidad salió patinando del lugar con rumbo desconocido, pero dicha versión no la corroboró la autoridad. 

Al escuchar los estruendos vecinos del lugar dicen haberse sorprendido y al poner atención se percataron de que el cuerpo de un varón quedó tirado, el cual vestía camisa azul con rastros de sangre en el abdomen (donde se presume recibió algunos impactos, pero los agentes no determinaron cuántos ni en dónde), pantalón de mezclilla y huaraches cruzados, así como su sombrero a un lado de él. 

La escena. El sombrero que portaba el occiso quedó tirado junto a una moto Italika, modelo 2009, cinco casquillos y su cuerpo sin vida a medio metro con el brazo izquierdo extendidos.

La escena 

La agresión violenta se cometió a plena luz del día, por lo que la escena trágica estaba a la vista de la población, misma que sorprendió a docenas de estudiantes, entre ellos a su hijo Pedrito ‘N’, que se toparon con la persona muerta cuando se dirigían a sus casas niños y adolescentes después de haber salido de la secundaria y de la primaria.