Policíaca

A balazos matan un hombre en Los Ángeles, Culiacán

El reporte del asesinato a balazos en el sector Los Ángeles se registró a las 00:35 horas de este miércoles 

Por  Ángel Zamudio

Forenses fotografían la cachucha del occiso.(Foto: El Debate)

Forenses fotografían la cachucha del occiso. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En una agresión con disparos de grueso calibre se cometió el asesinato de un hombre en una de las calles del fraccionamiento Los Ángeles, Culiacán.

Los hechos ocurrieron afuera de una tortillería, por donde se especula que la víctima iba caminando cuando fue alcanzada por los tiros certeros de los presuntos responsables que escaparon al cometer el asesinato.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La identidad del varón no fue proporcionada; sin embargo, más tarde llegarían y lo identificarían con el nombre de Guadalupe N., de aproximadamente 35 años de edad.

Sonaron los disparos

Muchos de los vecinos del sector ya se preparaban para dormir, cuando de pronto, pocos minutos después de medianoche, se escucharon detonaciones de arma de fuego. Nadie sabía de dónde provenían, ni tampoco contra quién era el ataque o si se trataba de alguien disparando al aire.

Forenses se prepara para levantar el cuerpo de la vícitma. Foto: El Debate

Fue minutos más tarde cuando por la calle Alamitos, entre las avenida Torrance y Ventura, se pedía la intervención de la Policía, ya que un hombre había sido atacado y se encontraba grave.

Los radioperadores del servicio de emergencias se pusieron en contacto con los agentes de seguridad pública más cercanos al sitio, informándoles lo que los ciudadanos estaban denunciando.

Al pasar unos minutos llegaron los uniformados al lugar, y en la esquina de las calles mencionada, estaba tirado al pie de un árbol y junto a una tortillería el cuerpo de un hombre tendido sobre su costado derecho. Junto a él quedó una gorra gris que usaba momentos antes del atentado. A simple vista se encontraron casquillos de arma de fuego.

Ante las evidencias encontradas, los agentes de inmediato actuaron bajo el reglamento y crearon un perímetro marcado con la cinta amarilla, para evitar que cualquier persona se acercara y contaminara la escena del crimen.

Trabajo de campo

El área estaba resguardada por los agentes policiales cuando arribaron integrantes del grupo de homicidios y agentes del Ministerio Público.

Los trabajos de campo iniciaron. Había por los menos tres o cuatro casquillos rodeando el cuerpo; además, una mancha de sangre marcaba la  fachada de la tortillería.

Al ubicar todos los indicios balísticos, se les colocó un señalamiento y posteriormente fueron documentados en imágenes.

Al concluir las pesquisas, se ordenó al personal del Servicio Médico Forense que hiciera el levantamiento del cadáver y que lo trasladaran al anfiteatro, donde después de la autopsia sería entregado a sus quejosos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo