Policiaca

Así fue el rescate del cuerpo que flotaba en canal Humaya, Culiacán

El desconocido es ubicado a la altura de la zona conocida como El Torito, perteneciente a El Limón de los Ramos

Por  Ángel Zamudio

Momento en que bomberos arrastran el cuerpo a la orilla del canal.(Foto: El Debate)

Momento en que bomberos arrastran el cuerpo a la orilla del canal. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Con una bolsa de plástico en la cabeza y amarrado de pies y manos con cable y alambre fue localizado ayer por la tarde el cadáver de un hombre que flotaba en la compuerta del canal Humaya, a la altura de la zona conocida como El Torito, perteneciente a la comunidad de El Limón de los Ramos.

El occiso no fue identificado debido al grave estado de descomposición que presentaba y a la falta de identificaciones. Lo que sí se dio a conocer fue que vestía pantalón de mezclilla azul y playera negra.

El personal de Bomberos se encargó del rescate del cadáver con ciertas complicaciones debido a la falta de equipamiento del personal forense. 

El hallazgo

El descubrimiento del cuerpo fue alrededor de las 13:30 horas, cuando un grupo de trabajadores hacía reparaciones a un costado del puente donde se ubica la compuerta donde el infortunado estaba atorado.

Bomberos aseguran el cadáver para sacarlo del agua. Foto: El Debate

Los hombres mencionados realizaban sus labores y detectaron un desagradable olor fétido sin saber de dónde provenía, pero buscaron por todo el lugar, hasta llegar al puente donde el olor era mas abundante. Ahí observaron que entre basura y un tambo de plástico de 200 litros estaba un cuerpo humano flotando.

Las personas decidieron dar aviso rápidamente al 911 y dieron la ubicación de donde se acababa de hacer el hallazgo.

Pasaron algunos minutos para que los elementos de la Policía Municipal llegaran, pero cuando circulaban por la orilla del afluente se guiaron con las señas que desde lejos le hacían las mismas personas que hicieron la denuncia.

Los oficiales bajaron de la patrulla, y como el cuerpo no estaba a simple vista, caminaron sobre unas estructuras de concreto de la misma obra pluvial para constatar que un hombre en estado putrefacto yacía en el agua.

El cordón que marcó el perímetro del área fue colocado en las protecciones de acero del puente, ya que no había evidencia que resguardar y solo se puso por seguridad y para no obstruir el paso a los vehículos. 

Las labores de rescate se vieron interrumpidas debido a que el personal de peritaje no contaba con canastilla para recuperación de cuerpos y se tuvo que utilizar una de uso común que complicó las maniobras. Foto: El Debate

Rescate

Personal de Bomberos de Culiacán asignado a la estación Arboledas acudió para hacer las maniobras de rescate del cadáver; sin embargo, se tuvieron que esperar por espacio de aproximadamente una hora para que el personal de la Fiscalía se apareciera en el sitio.

Investigadores del Grupo Ares encargados de la investigación de decesos naturales o por accidentes llegaron acompañados por el grupo de atención de homicidios, ya que en un principio no se sabían las causas reales del fallecimiento.

Cuando se dio la orden a los rescatistas de que procedieran con la logística del rescate, ya tenían planeado el método y la forma de entrar al agua, y nadando se aproximaron a donde estaba la víctima para sujetarla con una cuerda y llevarla hasta la orilla.

El rescate se dificultó debido a que el personal forense se mostró insuficiente respecto a las herramientas necesarias para retirar el cuerpo del agua; sin embargo, propios y extraños ayudaron hasta que se logró recuperar al difunto.

Una vez que tuvo acceso al cuerpo, investigadores del grupo Águila y personal de Periciales iniciaron con su inspección, donde se confirmó que las manos y los pies estaban sujetados hacia la espalda con alambre y cable; también se supo que una bolsa de plástico le cubría la cabeza.

Sobre de qué manera fue asesinado el desconocido, no se pudo precisar, ya que a consecuencia de los estragos que había sufrido el cuerpo al estar a la intemperie fue imposible dictaminar una.

Agentes del Ministerio Público ordenaron llevar el cuerpo al anfiteatro, donde quedó depositado para su posterior identificación.