Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Captura UNESA en EU a probable homicida y lo traslada a Culiacán

CULIACÁN

Culiacán, Sinaloa.- Después de 14 años de fugitivo, Luis Fernando Quintero Heras, probable responsable de privar de la vida con disparo de arma de fuego a su vecino, con quien presuntamente tenía problemas personales, fue ubicado y detenido por la Unidad Especializada en Aprehensiones, en Los Estados Unidos de América.

Actualmente de 45 años de edad, Luis Fernando Quintero Heras, presuntamente ultimó a balazos a Jesús Humberto Guzmán Carrillo, de 32 años de edad, quien era mecánico especializado en maquinaria pesada.

Jesús Humberto Guzmán Carrillo, en las afueras de su casa, recibió un balazo en la cabeza, justo cuando bajaba su equipaje de la camioneta que lo había traído procedente de la comunidad de San Javier, municipio de Badiraguato, en donde había reparado un tractor.

El hecho sucedió a las cuatro y media de la tarde del día 28 de abril del año 2000, por la avenida Octava, entre las calles Tercera y Cuarta, en la colonia Libertad.

Los disparos surgieron a través de uno de los ventanales de la casa de Luis Fernando Quintero Heras y presuntamente él los realizó con una sub ametralladora calibre .22 con cargador para 40 balas.

Testimonios aseguran que se escucharon entre cuatro o cinco detonaciones y después de ello Jesús Humberto Guzmán Carrillo estaba en el suelo; inconciente, prevalecía de espaldas con los brazos extendidos hacia arriba, había recibido un balazo en el temporal derecho que le quedó alojado en el cráneo.

Jesús Humberto Guzmán Carrillo fue auxiliado por sus familiares, incluso, por su mismo probable agresor y llevado a la Cruz Roja a bordo de una camioneta propiedad de éste último.

Luego de que el herido fue introducido a la sala de emergencias, Luis Fernando Quintero Heras se retiró del lugar, procedió a enterrar el arma en el patio de una casa localizada en la colonia Hidalgo.

El estado de Jesús Humberto Guzmán Carrillo fue determinado como grave y fue internado en el Hospital General en donde murió la tarde del primero de noviembre del mismo año.

Investigaciones revelaron Luis Fernando Quintero Heras había tomado parte en una acción que familiarmente afecto en forma importante a Jesús Humberto Guzmán Carrillo y por ello surgió la rivalidad.

La Policía Ministerial del Estado, logró recuperar el arma y el probable homicida optó por huir a la frontera norte del país, estableciéndose en varios lugares del estado de Baja California para finalmente pasarse a Estados Unidos de América.

Tarea de inteligencia reforzó las investigaciones de campo a cargo de la Unidad Especializada en Aprehensiones y recientemente detectaron que Luis Fernando Quintero Heras radicaba en la ciudad de Los Ángeles, California.

Con el apoyo de las autoridades estadounidenses la UNESA aprehendió a Quintero Heras y lo trasladó a Culiacán para internarlo en la penitenciaría estatal de Aguaruto a disposición del Juzgado Cuarto de Primera Instancia del Ramo Penal.