Policiaca

Con alegría por fuera y tristeza por dentro velan a Chechín

No piden justicia, solo que respeten su profesión, señalan compañeros de Chechín, privado de la vida el martes por la noche

Por  Arturo Sánchez

Familiares y amigo de Chechín, junto al féretro donde descansan sus restos.(Foto: Leo Espinoza / El Debate)

Familiares y amigo de Chechín, junto al féretro donde descansan sus restos. | Foto: Leo Espinoza / El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Con la alegría por fuera y con la tristeza en el alma, varios compañeros de Chechín lo acompañaron a la funeraria donde eran velados sus restos, quien dentro del féretro lucía su traje de payaso, que por más de 35 años lo acompañó para repartir sonrisas y alegría a niños y adultos que tuvieron la suerte de presenciar sus espectáculos. 

Ahí se encontraba su familia y alrededor de cincuenta compañeros que por años compartieron y repartieron el buen humor hacia los demás.

Tristeza y porras

¡A la bío, a la bao, a la bim, bom, ba! ¡Chechín, Chechín, ra, ra, ra! Con esas porras le rendían homenaje al maestro, al hermano, al amigo: “Él era como nuestro hermano. Somos todos una familia”, expresó con sentimientos encontrados el payaso Huesitos, quien pidió a las autoridades que trabajen en la prevención para que no se sigan cometiendo este tipo de crímenes, pues dice sentir mucha tristeza porque, aunque detengan al culpable, Chechín ya no va a revivir.

Forenses analizan la escena del crimen donde quedó sin vida el payaso Chechín. Foto: El Debate

Él no le hacía mal a nadie porque uno cuando realiza este arte, así ande uno con muchos problemas y tristezas, nosotros sonreímos ante toda la gente para llevarles alegrías a sus corazones”, asentó Huesitos, recordando esos momentos que actuó y compartió muchas vivencias con Chechín, su amigo por más de 35 años, quien apenas el 9 de diciembre recibió un reconocimiento por esos años de llevar esa profesión, esto dentro de los festejos del Día Internacional del Payaso. 

Respeto a la profesión 

Por su parte, la payasita Fifí dijo estar muy indignada con la sociedad por cometer este tipo de crímenes:

“No queremos justicia, queremos que se nos tome en cuenta porque somos unas personas, no unos payasos, somos unos profesionales del arte de hacer reír, que se nos respete. Somos unos artistas que lo único que hacemos es hacer reír a la gente y llevarle paz a la sociedad”. 

Oración para el maestro 

Amigos y familiares se unieron a las oraciones que uno de los compañeros daba para su maestro, el padre, y dijo que Chechín estaba dormido.

Él decía que cuando uno muere no está muerto, está dormido, y el maestro está dormido

Y sí, Chechín estaba en el féretro, ataviado y listo con su traje de colores y su rostro pintado para llevar el show al cielo.