Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Cortocircuito provoca incendio en dos vehículos en el centro

CULIACÁN

Personal de la CFE durante las maniobras de reparación.

Decenas de curiosos se quedaron para observar la escena.

Culiacán, Sin.- Aproximadamente a las 11:45 horas de ayer, un cable de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se desprendió de uno de los postes del tendido eléctrico en el centro de la ciudad.

El cable cayó sobre dos vehículos que se encontraban afuera de un estacionamiento que se ubica sobre la calle Mariano Escobedo, entre las avenidas Aquiles Serdán y Ramón Corona.

Uno de los vehículos afectados es una camioneta Eco Sport gris, placas VNK-8729, propiedad de una dentista, y el otro, un Beetle gris, con placas VMR-2823, de una diseñadora gráfica.

Ambas se encontraban trabajando cerca del lugar como de costumbre, hasta que la noticia les llegó, pero demasiado tarde, porque no pudieron hacer nada por salvar sus vehículos.

Siniestro. La temperatura en los vehículos empezó a subir debido al cortocircuito y el fuego empezó a consumir una de las llantas traseras del Beetle.

La dentista intentó quitar su camioneta para evitar que se quemara, pero varias personas se lo impidieron.

La acción era demasiado peligrosa y el riesgo le pudo costar muy caro.

En cuestión de minutos, la camioneta Ecosport también empezó a incendiarse por la parte posterior.

Otra persona que tenía su automóvil frente a la camioneta logró quitar su vehículo y salvarlo del siniestro.

Varios elementos de bomberos llegaron al lugar y a distancia empezaron a prepararse para sofocar el fuego.

La gente se preguntaba por qué no rociaban agua al fuego; los 'tragahumo' informaron que eso sería contraproducente debido a que la energía eléctrica todavía seguía activa.

Las calles se empezaron a llenar de humo, el cual se apreciaba a varias cuadras de distancia.

Agentes de tránsito desviaron la circulación vehicular provocando congestionamiento vial a plena hora pico.

El fuego avanzó rápidamente y las llamas consumían los vehículos.

Los neumáticos empezaron a tronar provocando expectación entre los curiosos que se encontraban en el lugar.

Elementos de Protección Civil intentaron retirarlos, pero para cuando lograban retirar a unos de un lado otros más se acercaban por el otro y fue 'cuento de nunca acabar'.

Todos con sus celulares y cámaras tomaban imágenes del siniestro, querían tener la primicia.

Instantes después, por fin la energía eléctrica fue desconectada por personal de la CFE y bomberos empezaron a sofocar las llamas, pero el fuego ya había consumido en su totalidad las unidades.

Rosario González propietaria de la camioneta tenía asegurada la unidad, pero Roxana Sicairos, dueña del Beetle, no corrió con la misma suerte, porque tenía poco tiempo que se le había vencido el seguro.

Con suerte. Brenda Meza dejó su camioneta en el estacionamiento a escasos cuatro metros de donde ocurrió el incendio.

Llegó en compañía de su mamá para ir a una terapia en una clínica del lugar, apenas cruzaban la calle cuando el cable casi les cae encima.

Izcóatl Arámburo llegó al estacionamiento unos segundos después y pasó con su automóvil por encima del cable que hacía corto y ni siquiera se percató de los hechos.

Al bajar del vehículo, notó el accidente y empezó a grabar la escena con su celular e instantes después que se agravó la situación decidió mejor ponerse a salvo.

La energía eléctrica se vio interrumpida por un par de horas, situación que provocó que escuelas y guarderías que se encontraban en la zona interrumpieran sus actividades debido al intenso calor.

Las oficinas del Ayunta-miento cerraron la atención al público debido a la falta de energía y los empleados se retiraron a su domicilio.

Vecinos del sector informaron que el pasado domingo reportaron a la CFE que el cable que se desprendió del poste ya había hecho cortocircuito durante la lluvia que se registró el citado día, pero nunca acudieron para atender el reporte.