Policiaca

Cuerpo fuera de Centro de Salud quedó junto a tubo con que lo mataron

Tras los peritajes se determinó que el tuvo de concreto que estaba junto al cuerpo del hombre asesinado fuera del Centro de Salud de San Pedro, Navolato, fue el objeto con que lo mataron

Por  Hernán Alfáro

Una perito analiza la escena del crimen para documentar cualquier indicio.(Foto: El Debate)

Una perito analiza la escena del crimen para documentar cualquier indicio. | Foto: El Debate

Navolato. La violencia se trasladó a Navolato cuando una persona fue reportada muerta a las afueras del Centro de Salud de la sindicatura de San Pedro. La identidad de la víctima hasta ayer se desconocía.

Violencia

Media hora antes de que acabara el domingo, el municipio cañero fue testigo de un lamentable suceso al reportarse el deceso de un hombre por avenida Guillermo Prieto, entre Agustina Ramírez y Valentín Gómez Farías, justo frente al Centro de Salud. 

Los pobladores, conmocionados, salieron de sus casas y atestiguaron el hallazgo de una persona llena de sangre. 

Reportaron los hechos al número de emergencias, por lo que acudieron policías municipales a atender el llamado de la ciudadanía, encontrando el cadáver. 

Entre la dudas, los uniformados tuvieron que recurrir al apoyo de personal de la Fiscalía General del Estado

El objeto que pudo ser usado en el crimen. Foto: El Debate

Mientras resguardaban el lugar, se dijo que probablemente el occiso había sido golpeado con un tubo de concreto para drenaje que estaba encima de él. 

Asimismo, se presume que la víctima mortal momentos antes había sostenido una riña con una o más personas, donde nadie pudo intervenir para que el altercado no acabara de forma fatal. 

A esas horas, pocas personas al parecer estaban afuera de sus casas, por lo que no se brindaron muchos detalles sobre la agresión. 

Aunque ante el asesinato se solicitó un operativo de seguridad por los alrededores para ver si se localizaba a personas sospechosas que pudieron participar en el ataque. 

Cerca del cuerpo quedaron dos gorras.

La víctima, de complexión delgada, de tez morena y de baja estatura estaba tirada bocarriba.

Trámites

Los de la Fiscalía iniciaron su trabajo como lo establece la ley, colocando indicadores en cada probable evidencia para darle trámite al procesamiento de la escena del crimen, donde entre las primeras pruebas era el tubo ensangrentado.

Las labores concluyeron momentos después para que, finalmente, la autoridad competente le realizara la autopsia de ley en las salas del Servicio Médico Forense.