Policiaca

Despiden a padre e hijo calcinados en su vivienda en Sinaloa

En medio del profundo dolor, familiares despidieron a las víctimas; el joven recibió un homenaje póstumo, pues era rescatista de la Cruz Roja

Por  Alfredo Juárez Rivas

Los dos cuerpos en el patio de Cruz Roja.(EL DEBATE)

Los dos cuerpos en el patio de Cruz Roja. | EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.-Familiares y amigos de Nicolás padre y Nicolás hijo, quienes perdieran la vida calcinados luego de un trágico incendio, recibieron su último adiós durante la mañana de ayer con una misa para pedir por el eterno descanso de ambos y un homenaje póstumo.

La travesia

Fue cerca de las 10:00 horas que los cuerpos de ambos arribaron a la parroquia San Pedro Apóstol en la colonia Venustiano Carranza, donde se oficiaría la misa de cuerpo presente a los fallecidos.

Decenas de familiares y amigos abarrotaron el templo, mismo en el que a los pocos minutos ya no cabía ni una persona más.

Al lugar comenzaron a llegar los rescatistas de Bomberos Mazatlán, personal de Cruz Roja así como los elementos de Protección Civil, quienes montaron una guardia a las afueras de la iglesia.

Al cabo de más de una hora la ceremonia religiosa terminó por lo que ahora los cuerpos serían llevados a las instalaciones de Cruz Roja donde le rendirían homenaje al joven Nicolás, quien en vida fuera paramédico de la benemérita institución.

La misa de cuerpo presente. Foto: EL DEBATE

Esta vez el traslado del joven Nicolás fue a bordo de la ambulancia 613, hasta el patio de Cruz Roja.

El pase de lista

Con lágrimas en los ojos, estudiantes y trabajadores de Cruz Roja se dieron cita en la explanada de la institución para recibir el cuerpo del joven Nicolás y de su padre para rendirles un homenaje póstumo.

El mensaje de ceremonia estuvo a cargo del coordinador local de capacitación Antonio Méndez, quien recordó que el pasado mes de agosto fue cuando inició su formación la generación número 30 a la cual pertenecía el joven fallecido.

El coordinador dijo que es una noticia que no esperaban por lo que la institución se encontraba de luto. Méndez también hizo un llamado a los jóvenes estudiantes para que estos recordaran a Nicolás con esa alegría y peculiar sonrisa que a todos contagiaba.

Con la frase: “Nico, siempre te llevaremos en nuestros corazones”, Antonio Méndez terminó su discurso.

Posteriormente se solicitó un minuto de aplausos para el joven paramédico, mientras se colocaba la bandera de Cruz Roja a media asta como símbolo del luto que se vive en Cruz Roja.

La despedida al padre

Al terminar con el protocolo en Cruz Roja, el cortejo fúnebre ahora partió a las instalaciones del parque industrial Alfredo Bonfil, donde también se le rendirían honores por su trágica muerte al señor Nicolás, quien era pescador.

Más tarde fueron llevados al panteón Renacimiento uno, donde será su última morada.

Antecedentes

Padre e hijo murieron calcinados y tres más resultaron heridos, luego de un incendio de una casa de dos pisos en la calle Privada del Astillero, entre las calles Pedro Infante y Jorge Negrete, de la colonia Benito Juárez, suscitado a las 4:30 del pasado domingo. 

Según la información proporcionada, un probable cortocircuito por la sobrecarga del sistema eléctrico en el segundo piso de la casa originó el siniestro.

Un fuerte olor a humo despertó y alertó a una mujer. Al darse cuenta que su vivienda se estaba llenando de un denso humo comenzó a alertar a su familia sobre lo que estaba pasando.

De manera extraoficial se dijo que Nicolás estaba en el segundo piso buscando a su hijo, pero durante este trayecto resultó con algunas quemaduras y se metió al baño para mojarse y continuar con la búsqueda.

El joven Nicolás intentó rescatar a su padre, pero debido al humo tan intenso padre e hijo terminaron inconscientes y calcinados por el fuego tan voraz. Aun cuando son varios los rumores que se han manejado entorno a este trágico accidente, será la Vicefiscalía quien se haga cargo de la investigación correspondiente.