Policiaca

¿Dónde están?, la pregunta de madres de desaparecidos en Sinaloa

Días de angustia viven mujeres que tienen hijos desaparecidos o privados de la libertad en Mazatlán; las señoras coinciden en señalar que ya levantaron las denuncias, pero no tienen informes del Ministerio Público

Por  Raúl Briones

Fotografías de los jóvenes que se encuentran desaparecidos en el puerto.(Raúl Briones)

Fotografías de los jóvenes que se encuentran desaparecidos en el puerto. | Raúl Briones

Mazatlán, Sinaloa.- Madres de familia que tienen a sus hijos desaparecidos exigen a la Fiscalía General de Justicia en el Estado mayor resultado en las investigaciones, pues poco o nada les han informado de los procesos de indagación, y desconocen si realmente están trabajando en la localización de sus hijos.

Desaparece cantante

Rosa María, madre del cantante Tomás Antonio, “El Centenario”, comentó que ya se cumplen 114 días de que su tesoro desapareció.

A esto, añadió que en la Vicefiscalía no le han dado ninguna información y que ella ya está resignada a esperar lo peor. 

“Solo quiero noticias de dónde está. Con tantos muertos que han aparecido, no se si esté o no vivo. Lo único que quiero es saber de él, porque todo este tiempo es como si lo tuviera enterrado bajo tierra”, dijo Rosa María.

La madre de “El Centenario” explicó que se enteró de que a su hijo lo habían secuestrado hasta nueve horas después, pues nadie le había dicho nada.

Expresó que además de ser cantante, Tomás Antonio también trabajaba como conductor de la plataforma Uber, pues tenía que mantener a su madre y a su abuela, que estaba delicada de salud. 

Tomas Antonio fue privado de la libertad el 10 de mayo pasado en el estacionamiento del hospital del Issste.

Rosa María expresó que le dijeron que su hijo fue levantado por una camioneta blanca y desde entonces no sabe nada de él. 

Policías se lo llevaron

Isidra López, otra mujer que sufre al desconocer el paradero de su hijo, comentó que Sergio Iván fue ‘levantado’ el 17 de julio del 2019 en la colonia Loma Atravesada por policías estatales que se metieron a su domicilio, lo subieron a la patrulla 269 y se lo llevaron sin ninguna orden judicial. 

“Lo subieron a la patrulla, luego en el lienzo charro se lo pasaron a una patrulla de los municipales, y lo metieron a Barandilla, donde una hora después unos sujetos pagaron la fianza de 250 pesos y se lo llevaron, o al menos eso es lo que me dijeron”, comentó la desesperada mamá. 

El desaparecido tiene 33 años, y según su madre, no tiene un oficio específico, ya que trabajaba en cualquier oficio para llevar dinero a su casa.

Ojalá que ninguno de esos policías lleguen a pasar por lo que estamos pasando nosotras, porque no los quiero ver con mi dolor, y que el gobierno se ponga a trabajar y nos dé resultados, finalizó Isidra López. 

Trabajaba en Uber

Irma Nava, madre de Manuel Adrián, de 20 años, comentó que la desaparición de su hijo ocurrió el 11 de julio del año en curso, en la colonia Villa Verde, a manos de unos sujetos a bordo de dos camionetas blancas.

También era trabajador de Uber y desde ese día no sabe nada de su hijo ni del carro. Al igual que las demás madres, pide que las autoridades den pronta noticia de dónde están sus hijos. 

“Las autoridades saben donde están nuestros hijos y no nos quieren decir. Saben cómo los golpean, quién se los lleva y si llegan a estar muertos, saben exactamente dónde están los cuerpos. Se hacen de la vista gorda”, comentó Irma Nava. 

Desapareció sin dejar rastro

La última de las madres, quien no quiso proporcionar sus generales, ya que asegura que le han llegado mensajes a su celular en los que le dicen que la tienen vigiladas las 24 horas del día y teme por su vida. 

El joven desaparecido se llama Zeus y el 1 de agosto del 2019 fue el último día que lo vieron. 
Hasta la fecha, como todas las demás madres no sabe dónde está su hijo ni el vehículo con el que fue levantado. 

Dijo que el celular de su hijo está encendido, que manda mensajes de WhatsApp y que la persona que lo tiene los lee, pero que no le responde, y eso, para ella, es como un golpe al corazón. 

“Ayer me enteré que en un rancho cerca de la zona hotelera encontraron el cuerpo de un hombre, y en un mensaje que me llegó me dijeron que en ese mismo rancho tenían a mi hijo, y estoy con el temor de que sea él, porque yo lo quiero vivo, como se lo llevaron”, dijo la atormentada mujer.

“Exigimos que las autoridades se pongan a trabajar. Al señor gobernador, Quirino Ordaz, y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cumplan su palabra de un mejor Sinaloa, de un mejor México, queremos justicia y no injusticia, un gobierno limpio y no corrupto”, finalizaron las afligidas madres de familia.