Selecciona tu región
Policíaca

Dormía cuando lo mataron de cinco balazos en su cama, Mocorito

El crimen se perpetró en la comunidad Caimanero, perteneciente a Mocorito

Por Arturo Sánchez Gutiérrez

-

Mocorito, Sinaloa.- En una humilde vivienda y dormido en su cama, fue asesinado un varón vecino del poblado Caimanero, perteneciente a Mocorito.

El occiso fue identificado por su propia familia como Vicente N., de 29 años de edad, quien recibió cinco impactos de bala en su humanidad, la mayoría en la cabeza.

El aviso

El reporte del crimen se dio alrededor de las 20:10 horas de ayer. Se indicaba que por la calle Gloria Imelda, de la colonia Las Casitas, de dicha comunidad, habían baleado a un hombre que se encontraba dentro de su domicilio.

Elementos de la Policía Municipal adscritos a Pericos, Mocorito, se trasladaron al lugar para verificar el llamado.

Al llegar los preventivos, paramédicos de Cruz Roja ya habían checado el estado de salud del agredido, pero este ya no tenía signos vitales, por lo que los policías resguardaron el área y dieron aviso a Fiscalía General del Estado.

Minutos después arribaron al sitio investigadores y personal de Periciales de Mocorito, quienes se hicieron cargo del caso.

Versión de los hechos

Versiones de los hechos señalan que poco antes de las 20:00 horas de ayer la tranquilidad de la noche lluviosa en dicho poblado se interrumpió al escucharse varias detonaciones de arma de fuego, luego pasos charqueando el agua del terreno fangoso contiguo a la vivienda del infortunado.

Vicente fue sorprendido por sujetos presuntamente armados, quienes se introdujeron en el patio trasero, donde se encontraba la humilde casa improvisada hecha de pedazos de cartón, con hule negro y pedazos de horcones. En ese lugar los presuntos criminales ubicaron a su víctima, a quien encontraron dormido en su cama.

Al verlo indefenso, el presunto los asesinos dispararon con la pistola nueve milímetros en varias ocasiones, acertándole cinco balazos.

Tras llevar a cabo su cometido, presuntamente salieron por un solar contiguo a la vivienda, para luego abordar un vehículo, cuyas características se desconocen.

Familiares que se hallaban en la casa con el frente a la calle, de inmediato salieron al patio para ver qué había ocurrido, encontrando a su consanguíneo bañado en sangre sobre la cama donde dormía y donde los presuntos asesinos lo agarraron de sorpresa e indefenso.

Evidencias

Investigadores y peritos realizaron las diligencias. Encontraron cinco casquillos de arma nueve milímetros.

Síguenos en