publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Dos hombres son asesinados con piedras en distintos hechos

CULIACÁN

El cuerpo estaba en un baldío a un costado de la calle Colhuacan Foto: EL DEBATE.

Culiacán, Sin. Dos hombres fueron encontrados asesinados a pedradas en distintos hechos el día de ayer, uno en el fraccionamiento Hacienda del Valle y otro en Lomas de San Isidro.

El primer hallazgo fue en la mañana por un camino de terracería ubicado en las inmediaciones del mencionado sector.

El occiso, quien tenía el cráneo destrozado, fue identificado como Delfino Pérez Olivas, de 44 años, con domicilio en ese fraccionamiento.

El hallazgo. La víctima vestía playera azul con un pantalón beige. También se percataron que cerca de la cabeza estaban varias piedras manchadas de sangre.

Momentos después fueron informados que se trataba de Delfino Pérez, mismo que había sido privado de su libertad la noche del pasado sábado, cuando se encontraba en su domicilio.

En esa ocasión, otra persona que se encontraba con él también fue 'levantada' sin lograr averiguar en qué tipo de vehículo ni quiénes se los llevaron.

La zona donde se perpetró el crimen fue acordonada por agentes preventivos para que peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) llevaran a cabo los trabajos de investigación.

Otro cuerpo. En la tarde, otro hombre fue localizado asesinado de la misma forma, a pedradas, a un costado del fraccionamiento Lomas de San Isidro.

El occiso fue identificado como Jesús Manuel Madriles Juárez, de 42 años, quien tenía su domicilio en la colonia Libertad.

Las autoridades no informaron si esta era la persona que acompañaba a Delfino Pérez.

El hallazgo se registró aproximadamente a las 18:40 horas de ayer, en un predio ubicado a unos metros de la calle Colhuacan.

Madriles Juárez fue encontrado boca arriba con el cráneo destrozado a golpes con una piedra.

Familiares señalaron en el lugar, que la última vez que vieron a Jesús Manuel fue la noche del pasado sábado.

Diligencias. Para dar fe de ambos crímenes, acudieron representantes del Ministerio Público del fuero común.

Mientras tanto, personal de la PGJE se encargó de ubicar y señalar las probables evidencias, mientras que médicos legistas revisaron los cadáveres y determinaron que presentaban heridas y golpes contusos en la cabeza.