Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Dueño de carreta de mariscos es asesinado durante asalto

CULIACÁN

Recibió dos disparos en el abdomen Foto: EL DEBATE.

Culiacán, Sin.

El dueño de una carreta de mariscos ubicada en el sector centro fue herido de dos balazos luego de oponerse a un asalto en su establecimiento y murió poco después cuando recibía atención médica en una clínica particular.

El comerciante fue identificado como Saúl Parra Alvarado, de 40 años, con domicilio en la colonia Felipe Ángeles.

El reporte. De acuerdo con los datos proporcionados por policías, ellos recibieron el aviso del hecho como a las 19:15 horas de ayer.

Les informaron sobre una persona herida de bala en la avenida Vicente Guerrero y bulevar Francisco I. Madero.

Al llegar al sitio, ya no estaba la persona lesionada, debido a que la habían trasladado a bordo de un vehículo a la base de la Cruz Roja ubicada por el bulevar Leyva Solano.

A un lado de la carreta, los agentes localizaron dos casquillos de arma de fuego calibre .25.

El crimen. De acuerdo con algunos testimonios, el comerciante se encontraba atendiendo su negocio cuando llegaron dos sujetos a bordo de un automóvil color rojo.

Uno de ellos descendió del vehículo y con pistola en mano amagó al propietario del establecimiento para que les entregara el dinero.

Presuntamente Saúl Parra se negó a darles el efectivo, por lo que el individuo le disparó en dos ocasiones.

El comerciante cayó malherido, mientras que el sujeto abordó del nuevo la unidad, en la cual se dieron a la fuga.

El auxilio. Al ver lo que había sucedido, un taxista que se encontraba en el sitio ayudó al herido y lo trasladó a la base de la Cruz Roja ubicada en bulevar Leyva Solano y avenida Ruperto L. Paliza, del sector centro.

Al llegar, el comerciante fue ingresado a las instalaciones, donde un médico le proporcionó las curaciones pertinentes.

En la base informaron que presentó dos heridas en el abdomen.

Minutos después, el afectado fue llevado a bordo de una ambulancia a la Clínica Culiacán.

Sin embargo, debido a que las heridas fueron de gravedad y le afectaron órganos vitales, el comerciante murió cuando era intervenido.

Las diligencias. En el lugar del atentado, policías municipales resguardaron los probables indicios en lo que llegaban investigadores de la Procuraduría General de Justicia de Estado (PGJE).

Personal de Servicios Periciales acudió al sitio para recoger los casquillos como evidencia.

Un agente del Ministerio Público especializado en investigar homicidios dolosos dio fe del hecho e inició la averiguación previa.

Este acudió al hospital, donde ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) para hacerle los exámenes de ley.