Policiaca

Eduardo, asesinado en Culiacán, tenía 6 años dentro de la policía

Fue el propio secretario de Seguridad quien informó que Eduardo, el policía asesinado por más de 100 balazos en Culiacán, tenía a penas seis años en la corporación

Por  Ángel Zamudio

Los señalamientos balísticos llenaron el estacionamiento de la plaza donde ocurrió el atentado(Foto: Marco Millán / El Debate)

Los señalamientos balísticos llenaron el estacionamiento de la plaza donde ocurrió el atentado | Foto: Marco Millán / El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En rueda de prensa, el secretario de Seguridad en Sinaloa, Cristóbal Castañeda Camarillo, aseveró que este cobarde hecho no debe quedar impune, como todos los que afectan a la sociedad.

El mandatario indicó que Eduardo ingresó a la corporación desde el 2013 y pertenecía al grupo Élite de la Policía Estatal Preventiva. Asimismo, informó que el elemento estuvo en su escuadrón en el operativo del pasado jueves 17 de octubre y que no estuvo de forma directa en los enfrentamientos.

Sobre el equipo encontrado en el vehículo donde viajaba el uniformado, dijo que ciertos elementos tienen permitido traer equipamiento ante posibles represalias. Por último, agregó que no se tuvo conocimiento de que el elemento tuviera alguna amenaza.

Con 155 disparos de arma larga acribillan a policía estatal en Culiacán, Sinaloa

Con disparos de alto calibre y a quemarropa, fue acribillado ayer en la mañana un elemento de la Policía Estatal Preventiva en el estacionamiento de una plaza comercial ubicada sobre el bulevar Jesús Kumate, en el residencial Hacienda de las Moras.

El agente preventivo llevaba el nombre de Eduardo N., de 30 años de edad y vecino de la sindicatura de Costa Rica.

Peritos revisan el equipo táctico del policía asesinado. Foto: Marco Millán / El Debate

Se especuló que se pudo tratar de un ataque sorpresa debido a que el occiso, que portaba armas de cargo, no las accionó.

Lo acribillan

Fueron en total 155 casquillos de rifle de asalto de dos diferentes calibres, uno de estos fue de AR-15 .223 y el segundo 5.x45, que se distingue del primero por tener más pólvora en el cartucho y su esquirla causa más daño.

A consecuencia de las ráfagas que se efectuaron desde el lado del conductor, el occiso quedó con el lado izquierdo del cuerpo destrozado y recostado en el asiento del piloto del automóvil que conducía, un Nissan Sentra blanco, con placas de Sinaloa.

De acuerdo con información extraoficial, el ahora fallecido llegó al estacionamiento 15 minutos después de haber salido de turno y atrás de él llegó una camioneta tinta, de la cual descendieron dos hombres con chalecos y le dispararon en repetidas ocasiones.

Sin embargo, serán las autoridades quienes den datos precisos de lo que pasó, cuando se revisen las más de cinco cámaras de seguridad que están instaladas en diferentes establecimientos continuos a la escena del crimen.

Momento en que levantan el cuerpo del agente caído. Foto: Marco Millán / El Debate

Los daños materiales que causaron los proyectiles de arma fueron varios, ya que no solo el vehículo de la víctima terminó con estragos, sino también una camioneta Ford Explorer blanca que estaba estacionada y resultó con la carrocería y vidrios dañados. 

Asimismo, uno de los locales de venta de carne presentó daños en uno de los cristales de la puerta de acceso.

Atención del caso

Los primeros en responder a la alerta que se dio al 911, alrededor de las 7:15 horas, fueron agentes de la Policía municipal, quienes avisaron por radio que el infortunado llevaba puesta ropa táctica. Fue en ese momento cuando surgió la posibilidad de que se tratara de un elemento de Seguridad Pública.

Posterior al reporte y la confirmación del deceso, los policías hicieron un cerco de seguridad debido al gran número de casquillos que se podían observar esparcidos por todo el sitio.

Decenas de curiosos ya habían abarrotado el lugar para cuando los peritos llegaron, de igual forma decenas de patrullas rodeaban el perímetro.

El secretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda, y el subsecretario Carlos Alberto Leyva, se dieron cita al lugar para tener información de primera mano sobre lo acontecido, ya que se dijo que el elemento caído era parte de la escolta de este último desde hacía dos años.

Cuando los peritos ya habían hecho todos los trabajos de campo y recogido todos los cascajos percutidos, prosiguieron con sacar el cadáver de la unidad para después llevarlo al anfiteatro.

El finado estaba en el asiento del chofer, recargado al lado del copiloto con el rifle AR-15 de cargo en las manos, mismo con el que no alcanzó a responder la agresión

Una vez que retiraron al occiso, se esculcó dentro del carro y se encontró, además del rifle, varios aditamentos tácticos, entre ellos chalecos antibalas, armas cortas, cargadores abastecidos, un casco y demás equipamientos que fueron asegurados por el personal de investigación asignado al caso. 

Serían dos elementos del grupo Élite de la Policía Estatal asesinados en el año

De acuerdo a datos periodísticos, el último caso registrado en Culiacán de un agente policiaco asesinado ocurrió el 13 de marzo de este año. El elemento de la Policía Estatal Preventiva del grupo Élite fue asesinado a balazos cuando estaba a punto de estacionase en su domicilio en la comunidad de Aguaruto.

El alto mando, quien respondía al nombre de Miguel Ángel, trató de escapar a pie tras ser interceptado por un grupo armado que lo persiguió hasta darle muerte en el patio de una vivienda donde intentó refugiarse.

Asimismo, se recuerda que durante el 2016 y 2017 integrantes de la delincuencia organizada llevaron a cabo varios ataques a tiros contra elementos de Seguridad Pública, como también contra altos mandos, entre estos están los dos policías municipales abatidos en el sector Alturas del Sur, un 4 de abril, momentos después de salir de turno.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo