Policíaca

El 2020 abre con enero dejando saldo de 68 homicidios en Sinaloa

Los homicidios ocurren en más de la mitad de los municipios del estado

Por  Hernán Alfáro

Lugar donde encontraron a una mujer calcinada en Culiacán.(Foto: El Debate)

Lugar donde encontraron a una mujer calcinada en Culiacán. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En los primeros 31 días del 2020 los homicidios dolosos tuvieron una tendencia a la baja en comparación con el último mes del 2019, al contabilizarse 68, incluyendo ocho contra mujeres, seis de los cuales fueron clasificados como feminicidios.

Los dos asesinatos restantes cometidos contra féminas, sucedidos en un supuesto enfrentamiento en la sindicatura Sanalona, la Fiscalía General del Estado los clasificó como homicidios dolosos.

Zona sur

En rancherías o en plenas zonas urbanas, a los generadores de violencia no les importó privar de la vida a sus víctimas, pese a los operativos que desplegaron los tres niveles de Gobierno a lo largo y ancho del estado. De los 18 municipios que componen al estado, en ocho no hubo incidencia en cuanto a homicidios dolosos se refiere.

Los crímenes, en gran parte de los casos, se registraron en la capital sinaloense; pero también los hechos se llevaron a cabo en Ahome, Mazatlán y Navolato.

Sin importar condición económica, edad o sexo de la víctima, los delincuentes llevaron a cabo sus mortal acción. 

Aunque los homicidios se llevaron a cabo en su mayoría con armas de fuego, también hubo algunos por ahorcamiento, golpes o con armas punzocortantes.

Las preguntas ¿quién fue el asesino?, así como ¿qué debía el infortunado?, se hacían los curiosos que se colocaban detrás de las cintas amarillas que sirvieron para delimitar los sitios donde se llevaron las privaciones de la vida.

La Fiscalía General del Estado indica que, de momento, solo uno de los casos está en trámite de resolución: se trata de un feminicidio.

Los responsables del resto de los crímenes, hasta el término de este mes, aún no habían sido determinados. 

Relevancia

Sinaloa abrió con un multihomicidio en una zona recreativa del municipio de Choix. 
Cuando apenas amanecía, civiles se encontraron a cuatro personas tiradas en el poblado El Vado. 

Se indicó en su momento que las víctimas estaban en el río, cuando fueron atacadas por varios sujetos que portaban armas largas y cortas.

El trabajo pericial se realizó en tiempo y forma, y los cadáveres fueron retirados. El primer feminicidio sucedió el día 2 en Ahome. Una mujer fue asesinada de un balazo en el pecho en el ejido Luis Echeverría.

En Culiacán el puro Día de los Reyes Magos, a bordo de una camioneta estacionada por el bulevar Francisco Labastida Ochoa, mejor conocido como malecón nuevo, dieron muerte a balazos a quien fuera identificado como Adolfo.

En Navolato, la tarde del día 11 un hombre fue ubicado sin vida dentro de un automóvil estacionado en una de las calles de la sindicatura de Villa Juárez. Al ser revisado por peritos, se comprobó que le habían colocado una soga al cuello, que provocó que falleciera, aparentemente, por asfixia. 

Un día antes de la quincena de enero se registró en Culiacán un intercambio de balas entre elementos de la Policía Estatal Preventiva y presuntos delincuentes. Uno de ellos fue abatido, mientras que el segundo fue retirado a un hospital de la ciudad, pero logró escapar. También en la capital del estado se registraron algunos homicidios dobles.

El primero de ellos sucedió en la colonia Miguel de la Madrid. Dos hombres de edades jóvenes quedaron tirados con heridas de balas en medio de la calle. El vehículo en el que presuntamente viajaba fue abandonado kilómetros antes de donde fueron a dejarlos. 

Para el 20 ocurrió el segundo. Cuando el equipo de beisbol Tomateros celebraba el pase a la gran final de la Liga del Pacífico, dos civiles perdieron la vida en un sorpresivo ataque a unas cuantas cuadras de donde se desarrolló el evento deportivo. 

A los días mataron a balazos a la mamá de uno de ellos, cuando viajaba en un auto en la colonia Miguel Hidalgo.

En Mazatlán se informó sobre un inusual suceso, donde policías persiguieron al conductor de un tráiler, quien presuntamente llevaba en el camarote a un civil sin vida.

Asimismo, en Culiacán, entre las víctimas mortales se encontraba un joven odontólogo que fue atacado con armas de fuego cuando estaba afuera de su casa en el fraccionamiento San Benito. Los responsables de su muerte siguen prófugos.

Entre los hechos que también provocó que hasta el fiscal del estado de Sinaloa, Juan Río Estavillo, y el secretario de Seguridad Pública (SSP), Cristóbal Castañeda, dieran declaraciones contradictorias, fue el caso de la privación de la vida de las jóvenes duranguenses Andrea y Carolina, pues la versión de la SSP es que en la unidad en que viajaban le habían efectuado disparos a policías estatales.

Dicho evento causó enojo a las familias de la víctimas, quienes expresaron a través de redes sociales que el caso fuera investigado, porque consideraron que fueron atacados sin razón aparente.

Misterio

En una casa de apuestas del sector Tres Ríos, en Culiacán, antes de que saliera de su trabajo, un vigilante fue privado de su vida por un civil, cuya identidad se desconoce hasta el momento.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo