Policiaca

Encobijado con mensaje en Culiacán, también fue mutilado

El enconbijado dejado junto a mensaje en Culiacán, aún permanece sin identificar, y se dio a conocer que fue tableado, mutilado de sus genitales

Por  Hernán Alfáro

Cuidadosamente fijan los indicios encontrados en la escena del crimen.(Foto: El Debate)

Cuidadosamente fijan los indicios encontrados en la escena del crimen. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Con el cuerpo grafiteado, heridas de balas, marcas en su piel de haber sido severamente golpeado y mutilado de sus genitales, ayer por la mañana se encontró a un hombre muerto en un camino que va hacia el fraccionamiento Hacienda del Río, Culiacán. 

La identidad del fallecido no fue revelada; sería en el anfiteatro donde su familia acudiría a reconocerlo.

El descubrimiento

Pasadas de las 07:00 horas se  notificó sobre un encobijado en la ampliación Josefa Ortiz, pasando la termoeléctrica.

Agentes de la Policía Municipal llegaron y observaron que se trataba de un civil que estaba tirado bocabajo, tapado con una cobija roja floreada, y los pies y las manos atados con mecate.

Les llamó la atención que a un lado de él estaba una cartulina blanca con letras rojas con un mensaje donde los agresores acusaban a su víctima de cometer un delito.

Se acordonó el área y se llamó a personal de la Fiscalía.

A simple vista no se veía cascajos en el lugar, por lo que se pensó que ahí fueron solamente a abandonar el cadáver, el cual tenía el cuerpo cubierto con una especie de capucha negra.

Policías tuvieron que esperar a que llegara el personal pericial que estaba en turno.

Mientras tanto, pasaban y pasaban vehículos de personas que iban para sus casas; los pasajeros se veían poco extrañados por lo que estaba ocurriendo. Nadie se detuvo para brindar información a la Policía por si sabían algo más del crimen.

Revisión

Todo el trabajo quedó en manos de peritos criminalistas.

Acudieron, y rápido se pusieron su trajes blancos y los guantes, para realizar las labores de campo pertinentes.

Señalaron 28 cascajos de arma larga que estaban entre un pequeño tumulto de tierra junto al cuerpo.  Posteriormente llegó el momento de que revisaran el cadáver.

Grande fue la sorpresa al destaparlo, porque a los asesinos no les bastó con dejarle una cartulina con un mensaje, ya que también dichas palabras las tenía escritas en el cuerpo también con espray rojo.

Autoridades mencionaron que la víctima pudo haber sido golpeada con una tabla.

Otro detalle que causó curiosidad fue que le removieron sus genitales y los colocaron a un lado del cadáver.

La víctima estaba en estado rígido, lo cual se notó cuando lo voltearon.

Poco más de una hora después, una vez concluido el trabajo pericial, se juntaron las evidencias, para después ser guardadas en una bolsa de plástico transparente.

Posteriormente, el occiso fue subido a una camilla rígida y lo envolvieron para subirlo a un vehículo de la Dirección de Servicios Periciales.