Policíaca

Exigen a la Fiscalía de Sinaloa avances en el caso de Jesús Manuel

Desde hace tres meses se giró una orden de aprehensión contra los presuntos responsables de desaparecer a Jesús Manuel en la ciudad de Culiacán, pero no han sido detenidos

Por  Angelina Corral

Jesús Manuel Santos.(Foto: Cortesía)

Jesús Manuel Santos. | Foto: Cortesía

Sinaloa.- El 24 de febrero de este año en la ciudad de Culiacán, desapareció de su departamento Jesús Manuel Santos Medina. Todo indica que las personas que se lo llevaron se hicieron pasar por clientes, ya que se dedicaba a las ventas a través de redes sociales. 

Es un muchacho muy trabajador y de buenos sentimientos; no andaba en nada ilegal, tampoco tenía amistades ni frecuentaba a personas que anduvieran fuera de la ley, por eso se cree que lo desaparecieron para robarle mercancía, comentó su mamá, María Guadalupe. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Jesús Manuel se graduó de Administración de Empresas, y ante la falta de una oportunidad laboral inició con la venta de perfumes, relojes, playeras, entre otros artículos, entre amigos y conocidos. Le empezó a ir bien, y se dio cuenta de que las ventas eran lo suyo.

En cuanto tuvo algunos ahorros, abrió un local en el centro, pero no le fue tan bien como hubiera querido, por lo que cerró, y siguió las ventas por redes sociales.

Además, con mucho sacrificio sacó fiados dos vehículos, uno para hacer la entrega de mercancía y otro para rentarlo para el servicio de traslado por aplicación. Siempre andaba emprendiendo. Se esforzaba mucho porque quería salir adelante, pero con trabajo honrado, recordó entre llanto su mamá. 

La pesadilla para este joven y para su familia inició el 24 de febrero, cuando aparentemente fue privado de la libertad de su departamento. Al no tener noticias de él por dos días, unos amigos fueron a su departamento, ubicado en Urbivillas del Prado.

Se les hizo muy extraño no ver los carros estacionados, y la sospecha de que algo no estaba bien creció al percatarse de que la puerta solo estaba emparejada. Jesús Manuel era muy cuidadoso. Siempre tenía la puerta con llave porque usaba su departamento como bodega. Mucha mercancía desapareció junto con él. Tampoco ha sido encontrada su cartera.

Días después de que empezaron a buscarlo encontraron quemado su carro, luego apareció el auto que rentaba abandonado en calles de una colonia ubicada al sur de la ciudad de Culiacán. 

De acuerdo con María Guadalupe, tras la desaparición del mayor de sus hijos, dejó la vida que tenía y se ha dedicado a buscarlo. De esta forma se ha dado cuenta de que el trabajo del personal de la Fiscalía de Sinaloa ha sido muy deficiente.

Indicó que los investigadores solo están esperando que los familiares de los desaparecidos les estén llevando pruebas y evidencias hasta sus escritorios para dar con los responsables. 

En su caso, pidió que revisaran las cámaras de videovigilancia por donde se trasladó su hijo la última vez que fue a su casa, y le dijeron que todas las cámaras de C4 estaban descompuestas.

También pidió que revisaran las cámaras del centro en donde su hijo estuvo esperando a las personas que se cree que se lo llevaron, pero el investigador le dijo que no servían, cuando esto último era mentira.

Luego de que por su cuenta realizara varias investigaciones y de que algunas personas le hicieran llegar información del caso, logró conocer la identidad de tres presuntos sospechosos, y hasta salió una orden de aprehensión contra ellos, pero ya pasaron tres meses, y no son detenidos. 

María Guadalupe pide a Marco Antonio Almanza Avilés, director de la Policía de Investigación, que se apresure con la ejecución de las órdenes de aprehensión para poder dar con su hijo.

Pide al fiscal general Juan José Ríos Estavillo que sus investigadores sigan todas las pistas que hay del caso. Los presuntos responsables fueron muy descuidados al haberse llevado los vehículos y algunas pertenencias de su hijo, pues dejaron muchos rastros. Lo único que debe tener la Fiscalía de Sinaloa es voluntad para avanzar y hacer justicia

María Guadalupe pide a quienes tengan alguna información de su hijo que se la hagan saber. También llama a la ciudadanía a que no juzgue cuando privan de la libertad a una persona, porque entre las víctimas hay muchas que las desaparecen para robarles, como en el caso de su hijo.

Asegura vivir la peor de las angustias, y no pasa un día que no salga a buscarlo, y seguirá haciéndolo hasta encontrarlo. Asegura que ya se hubiera hecho mucho más si las autoridades hubieran hecho su parte.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo