Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Herrero muere en atentado

CULIACÁN

Paramedicos de Cruz Roja acudieron al lugar para brindar atención médica pero ya se encontraba sin vida.

Culiacán, Sin.- De dos balazos fue asesinado la tarde de ayer un hombre de oficio herrero, justo en el momento en que se encontraba realizando unos trabajos de soldadura en su domicilio de la colonia Toledo Corro, así lo indicaron elementos policiacos.

A su vez, estos dieron a conocer que el infortunado se llamaba Rogelio Medina Cruz, de 50 años.

Los hechos. El atentado fue reportado alrededor de las 12:30 horas, cuando en una vivienda localizada por la calle Mina San Pedro, entre 15 de Septiembre y Díaz Ordaz, en el sector popular antes indicado.

Ante dicha información, policías de las distintas corporaciones arribaron al inmueble, ubicando a Rogelio Medina Cruz tirado boca arriba, con apreciables heridas de bala en distintas partes del cuerpo.

Por su parte, paramédicos de Cruz Roja le brindaron los primeros auxilios, y en instantes mencionaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que se retiraron.

El área fue acordonada por agentes preventivos, para evitar que las decenas de personas que se encontraban observando los hechos no entorpecieran el trabajo pericial.

De la misma manera, el personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) fue requerido en el lugar para que llevaran a cabo las labores de investigación.

En cuanto a lo sucedido, testimonios recogidos por los uniformados señalan que sujetos a bordo de un vehículo blanco llegaron a la vivienda, donde uno de sus tripulantes descendió de la unidad, y tras observar a Rogelio, quien estaba en un pasillo de su casa, le disparó a quemarropa con un arma de fuego calibre .38 súper, y así, tras lo ocurrido, abordó de nueva cuenta el automóvil y huyó entre las calles del sector sin poder ser localizado.

Diligencias. Un agente del Ministerio Público dio fe del crimen, y una vez que peritos en criminalística recogieron las evidencias del atentado, ordenó que el cuerpo de Rogelio fuera llevado al Servicio Médico Forense (Semefo), para la autopsia de ley.