Policiaca

Hombre muerto en la colonia Aeropuerto, Culiacán, fue asfixiado

El hombre muerto es abandonado a 500 metros de la carretera Culiacán-Navolato, en la colonia Aeropuerto, y forenses informaron que la causa de muerte fue por asfixia

Por  Arturo Sánchez Escobedo

Bocabajo y encintado lo dejaron al inicio de una pista de aeródromo.(Foto: El Debate)

Bocabajo y encintado lo dejaron al inicio de una pista de aeródromo. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- A 500 metros de la carretera Culiacán-Navolato, a la altura de una empresa cementera, en la colonia Aeropuerto, abandonaron el cuerpo de un hombre, quien presuntamente fue asesinado por asfixia, revelaron autoridades, ya que en su cuello traía enredado un alambre y sus manos estaban amarradas con cinta metálica. 

Al cierre de la presente edición, el infortunado no había sido identificado, ya que entre sus ropas no traía documento alguno, pero se indicó que al momento de quitarle la vida traía puesto un pantalón azul de mezclilla, playera roja, cinto café y calcetines azules.

Asimismo, se reveló que como seña particular medía alrededor de 1.70 metros de estatura, era de complexión regular y tez morena clara.

El reporte

Fue alrededor de las 20:00 horas cuando se dio el reporte al C-4 sobre la presencia del cuerpo.

Efectivos de la Policía Estatal y preventivos se trasladaron al lugar. Luego de cruzar las vías del tren no daban con los restos y siguieron avanzando, y tras recorrer unos metros más se introdujeron por una brecha que da hacia la barda de una cementera, lado oriente de dicha colonia.

Al buscar por unos minutos, se percataron de un bulto al inicio de una pista de aeródromo, misma que utilizan para el deporte de volar naves de pequeña escala.

Hallazgo

Se comentó que presuntamente habrían sido unos menores los que realizaron el hallazgo, luego de que llegaron al lugar con la intención de sobrevolar aeronaves a control remoto, pero se llevaron el susto de sus vidas.

Evidencias

Al ver las circunstancias en la que estaba el cuerpo, agentes acordonaron el área para resguardar las posibles evidencias y posteriormente pidieron la presencia de la Fiscalía General del Estado.

Minutos más tarde arribaron investigadores del Grupo Águila para llevar a cabo las indagaciones, pero fue hasta que llegó personal de periciales cuando ingresaron a la escena del hallazgo para llevar a cabo las labores de ley.

Luego de alistar herramientas, procedieron a tomar imágenes del área y posteriormente se dispusieron a rastrear los alrededores, encontrando a ocho metros del cadáver una cachucha negra, presuntamente del occiso.

Al acercarse al cadáver, se percataron de que tenía un alambre amarrado a su cuello, el rostro cubierto con su misma playera, estaba bocabajo y sus manos atadas con cinta metálica. Se dijo que tenía aproximadamente quince horas de haber muerto debido al estado de rigidez en el que fue encontrado. 

Luego de reunir las evidencias encontradas, se ordenó levantar los restos y ser llevados al anfiteatro para que les practicaran la necropsia de ley, en espera de que sea reclamado.