Policíaca

Joaquín y Gregorio, los hombres asesinados en un taller de autos en Culiacán

Tras el doble asesinato ocurrido en un taller de autos en la colonia Buenos Aires de la ciudad de Culiacán, se reveló que las víctimas respondían a los nombres de Gregorio y Joaquín Candelario.

Por  Arturo Sánchez Escobedo

La ambulancia saliendo del lugar después de confirmar los decesos(Foto: EL DEBATE / Cristina Félix)

La ambulancia saliendo del lugar después de confirmar los decesos | Foto: EL DEBATE / Cristina Félix

Sinaloa.- Un doble asesinato se registró la tarde de ayer en la colonia Buenos Aires, en las instalaciones de un taller automotriz de la ciudad de Culiacán. De la identidad de las víctimas se dijo que una respondía al nombre de Gregorio N., de 51 años de edad, avecinado en la sindicatura de Villa Juárez, perteneciente a Navolato, mismo que quedó al interior del negocio. Del otro fallecido se informó que llevaba por nombre Joaquín Candelario N., del sector Campesina El Barrio. No se dio a conocer si los infortunados eran clientes o trabajadores del negocio. A un costado del taller fue localizado un vehículo gris de la línea Volkswagen Vento, mismo que fue asegurado para investigar si tendría alguna relación con el hecho o era propiedad de uno de los agredidos.

La alerta sobre el atentado fue registrada a los números de emergencias alrededor de la 16:45 horas de ayer, donde indicaban que sobre la avenida México 68, entre las calles Cerro Guapo y Cerro de la Cruz de dicho asentamiento, se había registrado un ataque a balazos. Policías preventivos responsables de la vigilancia del sector sur de la ciudad de inmediato se trasladaron hacia el lugar.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Al arribar, ya había gente curiosa en la zona del ataque y un cuerpo sin vida afuera del taller. Momentos después salieron otras personas del taller, indicándoles a los elementos que al interior se encontraba otro hombre malherido, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de Cruz Roja para que auxiliara al afectado.

En cuestión de minutos una unidad con paramédicos llegó al lugar, y tras ingresar para brindar ayuda al lesionado, paramédicos se percataron de que ya no contaba con signos vitales, por lo que lo taparon con una sábana e informaron a las autoridades presentes. Ante tales circunstancias, acordonaron la zona y pidieron la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado. 

Joaquín y Gregorio, los hombres asesinados en un taller de autos en Culiacán
Un casquillo percutido en el lugar. Foto: EL DEBATE / Cristina Félix

De acuerdo con información extraoficial, poco antes de las 17:00 horas al lugar arribaron dos sujetos armados y se introdujeron hasta el fondo del taller, y presuntamente al ubicar a uno de los afectados le empezaron a disparar en repetidas ocasiones, por lo que este corrió en un intento por salvar su vida, pero fue alcanzado por los impactos de bala calibre .45 milímetros, quedando bocabajo, a un costado de las instalaciones.

Por otra parte, de la segunda víctima no se tuvo conocimiento si también la buscaban para agredirla, ya que quedó malherida a un costado de un vehículo de lujo que estaba con el cofre abierto. Luego de que realizaran la acción, los presuntos responsables salieron del taller para abordar un vehículo, pero no fueron especificadas las características.

Minutos después, luego de reponerse del susto, los empleados salieron de los rincones para ver qué había sucedido. Lo primero que observaron fue a unos de los afectados que quedó al interior y malherido, por lo que dieron aviso al 911 para solicitar ayuda.

Al salir, se percataron de que a un costado de la bodega habilitada como taller se encontraba otro hombre sin vida. 

Luego de confirmar la muerte de los dos hombres, personal de la Fiscalía General del Estado hizo acto de presencia para iniciar las diligencias correspondientes. Tras recabar los datos de los primeros respondientes, se dispusieron a realizar la toma de imágenes de la zona, así como a los cuerpos, que yacían bocabajo.

El rastreo de posibles evidencias se llevó a cabo con detenimiento, debido a que una de las víctimas quedó afuera y otra adentro. Al interior del taller pudieron localizar varios casquillos de calibre .45 milímetros, mismos que fueron integrados a una carpeta para darle curso a las indagaciones.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo