Policíaca

La rastreadora Claudia Rosas vela a su hijo

Javier Fernando fue localizado por el colectivo Rastreadoras por la Paz de Sinaloa en una fosa clandestina en el predio conocido como El Guachapori

Por  Noel Vizcarra

La rastreadora Claudia Rosas vela a su hijo(EL DEBATE)

La rastreadora Claudia Rosas vela a su hijo | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- El teléfono celular sonó, la fémina contestó la llamada y escuchó pacientemente la información que le estaban diciendo. Su corazón empezó a palpitar más de lo normal; al finalizar la llamada, caminó unos pasos, se sentó y abrazó a sus hijas. La Fiscalía General del Estado de Sinaloa entregó los restos humanos que localizaron las Rastreadoras por la Paz de Sinaloa, el pasado martes, en el predio conocido como El Guachapori, Cobayme, sindicatura de la Villa de Ahome, y tras estudios e ADN confirmó que corresponden a Javier Fernando Quezada Rosas, quien es hijo de la líder del colectivo y actualmente jefa de la Oficina de Apoyo a Búsqueda de Personas Desaparecidas en Ahome.

Velación del joven

De acuerdo a la información obtenida, el sábado en la tarde, personal de la FGE obtuvo los resultados del ADN y le comunicaron a Claudia Rosas, quien se encargó de los trámites para que el cuerpos de su hijo fuera entregado. 


Posteriormente se llevó a cabo la velación de Javier Fernando Quezada Rosas en una conocida funeraria localizada en Independencia entre Ignacio Manuel Altamirano y Salvador Díaz Mirón, en el fraccionamiento Grijalva. Familiares, amigos, allegados, funcionarios, así como personal de varios colectivos de búsqueda del estado y de Sonora, acudieron a darle el pésame a Claudia Rosas.

A las 14:00 horas celebraron una misa en memoria del joven y más tarde fue llevado al panteón Ferrusquilla para sepultarlo.

Claudia Rosas da el último adiós a su hijo, Javier Fernando. Foto: Cortesía

La exploración y hallazgo

A las 08:00 horas, el colectivo Rastreadoras por la Paz de Sinaloa salió a una búsqueda como habitualmente lo hace cada semana. Más tarde llegaron al predio conocido como El Guachapori, donde han encontrado más de 65 osamentas en poco menos de un año entre los colectivos que trabajan en el municipio de Ahome y zona norte.

Poco a poco empezaron a buscar fosas clandestinas y no tuvieron éxito; pero a las 12:30 horas, una de las integrantes halló una fosa y comenzaron a cavar junto con un individuo que las acompañaba. La varilla fue hundida en repetidas ocasiones y poco a poco la osamenta fue quedando descubierta.

De pronto unas pulseras de colores que traía en sus muñecas llamaron poderosamente la atención de Claudia Rosas. Al checarlas, ella se alejó y no pudo evitar las lágrimas, era su hijo Javier Fernando Quezada Rosas, quien había sido privado de la libertad el 11 de abril del 2013, en la colonia 12 de Octubre.

El colectivo Rastreadoras por la Paz de Sinaloa, que dirige Claudia Rosas, localizó la osamenta en el predio El Guachapori.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo