Policíaca

Lo hallan esposado y sin vida en sector Lomas de San Isidro

El cadáver fue ubicado en las inmediaciones de un predio, donde está una humilde iglesia

Por  Hernán Alfáro

El cuerpo estaba tendido entre maleza, donde el personal pericial lo analizó(Foto: El Debate)

El cuerpo estaba tendido entre maleza, donde el personal pericial lo analizó | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Con balazos en la cabeza fue asesinado un civil la noche del pasado viernes en las inmediaciones del fraccionamiento Lomas de San Isidro, al sur de la ciudad.

La identidad del fallecido no fue revelada al no encontrarse ningún documento entre las pertenencias del occiso.

El cuerpo acabó en el anfiteatro local.

Los hechos

El reloj marcaba cerca de las 23:40 horas cuando de pronto entró una llamada al número de emergencias 9-1-1.

Era una persona que de manera anónima alertaba sobre un hombre asesinado y abandonado entre la maleza de un predio, donde se encuentra una humilde iglesia construida con palos y lámina. 

Tras hacer un recorrido, agentes de la Policía municipal asignados al sector fueron y comprobaron que no se tratara de una broma de mal gusto.

Los oficiales, vistiendo trajes azules, actuaron como primer respondiente, y como tal, procedieron a delimitar la escena del crimen con una cinta amarilla.

Ya la oscuridad adornaba el panorama y el cuerpo empezaba a ponerse rígido.

En esos momentos eran contadas las personas que se acercaban al perímetro a averiguar sobre los hechos.

Asimismo, se indicó que los proyectiles de arma de fuego lograron dañarle el área craneal.
Y no conformes sus agresores, le esposaron las manos a la espalda, para después darle muerte.

Posteriormente se dio aviso a la autoridad competente para que acudiera a realizar la diligencia de ley y así se revisaran los indicios ahí localizados.

Se llegó a presumir que el infortunado pudo haber sido privado de su libertad en otro punto de la ciudad y llevado hasta ese punto un poco apartado de la zona urbana para dispararle en repetidas ocasiones a quemarropa, hasta que el olor a pólvora y el eco del arma se dispersaron en el viento. Los responsables de haberlo privado de la vida aprovecharon para perderse entre las calles, sin que ninguna corporación policiaca los interceptara.

Trabajo de campo

Continuando con los trámites, acudió un grupo de la Policía de Investigación para presenciar el trabajo pericial, el cual iba a quedar bajo el cargo de especialistas forenses de la propia Fiscalía General del Estado (FGE). 

Los elementos se dieron cuenta que además tenía el rostro cubierto con su propia camisa.
Posteriormente el lugar fue supervisado a detalle sin lograrse la localización de algún cascajo de arma de fuego.

Tras ser procesada la zona de la agresión y de revisar al hoy occiso, la autoridad presente dio a conocer que el cadáver sería retirado por protocolos rumbo al anfiteatro para proceder con la necropsia y quedar a la espera de que su familia acudiera a reclamarlo. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo