Policiaca

Lo matan a balazos dentro del panteón de la 21 de Marzo, Culiacán

 Entre unas tumbas fue encontrado el cadáver, que a simple vista, presentaba varios impactos en el pecho

Por  Ángel Zamudio

El perímetro fue acordonado por los policías del municipio, que fueron los primeros en llegar.(Foto: El Debate)

El perímetro fue acordonado por los policías del municipio, que fueron los primeros en llegar. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En las primeras horas de la mañana del viernes, fue encontrado el cuerpo de un joven quien fue agredido a balazos hasta que se le privó de la vida dentro del panteón 21 de Marzo, ubicado en la colonia con el mismo nombre.

La víctima no pudo ser identificada en el lugar de los hechos debido a que no portaba identificación, y solo se pudo saber que vestía pantalón de mezclilla azul, playera negra y tenis deportivos del mismo color. También se dijo que oscilaba entre los 20 a 25 años de edad.

Hallazgo

El llamado sobre el descubrimiento del joven sin vida fue hecho por personas que acudieron al panteón, que al ir pasando por el lugar, se sorprendieron al encontrar el cadáver tirado entre unas tumbas.

Las personas de inmediato hablaron al 911 solicitando la presencia de elementos policiales para que se hicieran cargo.

Los uniformados mas próximos al sitio llegaron a la ubicación, y al localizar al occiso, actuaron conforme al reglamento para acordonar el área con la cinta de precaución y así hacer el resguardo debido de las evidencias, ya que se visualizaron esparcidos sobre el terreno algunos casquillos de arma corta.

Una vez que el área quedó acordonada y asegurada por los policías, se pidió la colaboración de los peritos de la Fiscalía del Estado para iniciar la investigación del asesinato perpetrado en campo santo.

Varios minutos pasaron para que el personal forense arribara al lugar acompañados de la unidad de investigadores en homicidios, quienes una vez en la escena del crimen, iniciaron los trabajos de campo. 

Diligencias

Los especialistas recorrieron a detalle toda la zona en busca de indicios y se lograron asegurar como evidencia varios casquillos de calibre nueve milímetros, una fornitura para cargador, al parecer del mismo calibre, y una cachucha del joven.

Al revisar las pertenencias del ejecutado no se le encontraron documentos, pero se descubrió que recibió al menos cinco impactos de bala en el pecho.

Una vez terminado el peritaje, se ordenó el levantamiento del cuerpo, el cual fue llevado al Servicio Forense donde quedó depositado hasta que sus restos fueran reclamados.