Policiaca

Localizan a un ejecutado en basurero en Reynosa 

El basurero donde encontraron el cuerpo aparentemente torturado se ubica en las inmediaciones del río Bravo

Por  Agencia Reforma

Hallan un ejecutado entre la basura en la ciudad de Reynosa(temática/archivo)

Hallan un ejecutado entre la basura en la ciudad de Reynosa | temática/archivo

Reynosa, Tamaulipas.- El cuerpo de un sujeto que fue torturado y ejecutado de un balazo en la cabeza fue arrojado en un basurero cercano a la orilla del Río Bravo, a la altura de la Colonia Nuevo Tamaulipas, al poniente de la ciudad, informaron fuentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado.
 
 El cuerpo fue descubierto por vecinos del sector que acostumbran acudir al lugar a arrojar desechos sólidos, el sujeto estaba inerte entre la basura, a cuatro metros la brecha que termina en el río, y al ser visto por los lugareños reportaron de inmediato al teléfono de emergencias, el 911.
 
 Personal del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) dieron aviso a las autoridades policiacas y ministeriales, quienes acudieron alrededor del mediodía a verificar la denuncia.


 
 El cuerpo presentaba diversos golpes contusos en diferentes partes del cuerpo, era sujeto de complexión delgada, con edad de entre 35 y 40 años, según peritos del Servicio Médico Forense.
 
 El ejecutado vestía pantalón de mezclilla azul marino, ropa interior tipo bower de color guindo, playera de camuflaje, sin zapatos en los pies, y en el antebrazo izquierdo tenía un tatuaje.
 
 El personal de la PGJE acordonó el área para permitir el trabajo del personal de Servicios Periciales y tratar de encontrar más evidencias que ayudaran a la identificación del cuerpo.
 
 De acuerdo con los vecinos de la colonia, el hombre no era conocido, por lo que las autoridades especularon en el sentido que el sujeto fue torturado en otra colonia y solamente fueron a deshacerse del cuerpo, pero algo pasó que no alcanzaron a arrojarlo al río Bravo.
 
 El fiscal de la Unidad General de Investigación (UGI) ordenó el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al Semefo para la necropsia de ley.