Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los fuertes rayos del sol lo matan

CULIACÁN

El cuerpo del hombre quedó tirado a un costado de una carretera de terracería Foto: EL DEBATE.

El cuerpo del hombre quedó tirado a un costado de una carretera de terracería Foto: EL DEBATE.

Los fuertes rayos del sol lo matan

Culiacán, Sin. Confirmado, una vez más, que el perro es el mejor amigo del hombre.

Esto fue comprobado la tarde de ayer, cuando un adulto mayor fuera encontrado muerto a las faldas del Cerro Prieto, en la sindicatura de Villa Adolfo López Mateos, "El Tamarindo".

En un polvoriento camino de terracería, se observó a una fiel mascota a escasos metros donde descansaba para siempre su dueño.

Sus aullidos esta vez cesaron, no hubo ni siquiera un ladrido, era más el dolor interno del 'can', al ver que no despertaba su amo.

Hallazgo. En punto de las 18:30 horas, tras minutos de búsqueda, policías municipales ubicaron a quien de manera extraoficial respondía en vida al nombre de José Guadalupe Gastélum Cervantes, de unos 60 años, quien vestía una camisa con leyenda Metal Mecánica Félix Construcciones Agroindustriales.

De acuerdo a las primeras investigaciones, por la condición en la que fue encontrado el cuerpo, se dijo que había fallecido por los fulminantes rayos del sol, ya que no presentaba huellas de violencia y estaba tirado boca arriba con un sombrero de palma encima de su cabeza.

Esto no ahuyentó al 'Pinto', su perro fiel, aunque la tierra calentara, aguantó como las verdaderas mascotas.

Los policías lo retiraban para que se llevara a cabo el trabajo pericial, pero desobedecía las órdenes, iba y venía, quería despertar a don José a lengüetazos, no lo creía muerto.

Como prueba de su cariño , el admirable animal se encontraba manchado de pintura azul, al igual que la ropa del adulto mayor.

Gastélum Cervantes, antes de su deceso, estaba dándole color a una estructura metálica del mismo tono, del lugar donde ahora descansarán sus restos.

El reporte de las autoridades constató que el finado se dirigía a su domicilio, que no se pudo ubicar, y en el trayecto la calurosa tarde no la pudo soportar y cayó sin poder reponerse, pero su mascota sí, ya que lo cuidó hasta el final.

Al retirar los restos del camino que va a la sindicatura de 'El Tamarindo', quedó un mal sabor de boca, entre murmullos de funerarios y de policías, se preguntaban qué iba a pasar con 'El Pinto', ¿quién lo iba a recoger?, o a caso la familia del occiso se iba a quedar con él o lo iban a dejar al olvido, para que deambulara por terrenos desolados, a la merced de los animales más feroces de la zona.

Horas después del hallazgo del cadáver y concluido el trabajo pericial, solamente se llevaron el cuerpo de don José a las instalaciones del anfiteatro de la PGJE, donde se les practicaría la autopsia de ley y esclarecer las causas exactas de su muerte, lugar donde quedó en espera de ser identificado y reclamado por sus familiares.