Policiaca

Matan a chofer de camión por resistirse a asalto en Sinaloa

Sujetos a bordo de una motocicleta interceptaron al chofer, quien forcejeó con los asaltantes al no dejar que se llevaran sus pertenencias lo cual le costó la vida 

Por  Raúl Briones

El cuerpo de Omar quedó sobre la banqueta.(EL DEBATE)

El cuerpo de Omar quedó sobre la banqueta. | EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Un chofer de la Alianza de Camiones Urbanos de Mazatlán que cubría la ruta Cocos Juárez perdió la vida luego de ser asaltado por unos sujetos a bordo de una motocicleta, entre las calles Ignacio Ramírez y Gabriela Mistral, de la colonia Rafael Buelna, donde se encuentra el rastro municipal, a las 16:40 horas de ayer. 

Lo ocurrido

El pánico se apoderó de vecinos y trabajadores del asentamiento mencionado al escuchar unos disparos de arma de fuego.

Según la información proporcionada por algunas personas que estaban en el lugar, el chofer se llamaba Omar y se había estacionado en el lugar, pues es donde termina la ruta Cocos Juárez, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta decidieron asaltarlo.

El conductor se resistió y forcejeó con los asaltantes, quienes le dispararon en tres ocasiones en el pecho. 

Los motociclistas dejaron un casco al huir. Foto: EL DEBATE

“Yo escuché el pleito y rápidamente corrí a avisarle de lo ocurrido al guardia que cuida el rastro. Este salió y aventó disparos al aire. Los asaltantes dejaron una caja y un casco tirados en el piso y salieron huyendo, han de haber pensado que era la Policía”, dijo don Ramón, un vecino del lugar.

Tras esta acción, las personas se fueron acercando al lugar y se preguntaban qué había pasado. El cuerpo de Omar quedó en la banqueta de la calle Gabriela Mistral, pegado a la pared.

A simple vista, en el camión se observaba un orificio de bala en la ventanilla del lado del conductor.

El auxilio

Los mismos vecinos llamaron a las unidades de emergencia, ya que algunos aseguraban que el joven aún se movía. Llegaron paramédicos de Bomberos Veteranos Mazatlán, pero al revisar al sujeto se percataron de que carecía de signos vitales. Lo cubrieron con una manta y avisaron a las autoridades.

Después arribó personal de la Policía Municipal, y una vez que constató el hecho, acordonó varios metros de la escena del crimen y  retiró a los curiosos. También llegó el personal de la Fiscalía General del Estado y realizó el peritaje correspondiente para recabar la mayor información necesaria sobre lo que había ocurrido en el sitio.

Asimismo, solicitaron la presencia de la funeraria de guardia para trasladar el cuerpo al Semefo.

“A mí me dio mucho miedo escuchar los disparos. Hacía tiempo que no pasaba nada de esto aquí, y volver a sentir esa sensación de miedo y de saber que pudo haber sido uno de mis hijos, me llenó de pavor. Pobre muchacho, no se merecía esto, pero la gente no quiere trabajar y se dedica a hacer daño”, expresó una vecina.