Policiaca

Militares aseguran rancho en Limón de los Ramos, Culiacán

El supuesto rancho asegurado sería frente al que dejaron un hombre asesinado hace unos días en Limón de los Ramos, Culiacán.

Por  Ángel Zamudio

Policía Estatales y militares están frente a la entrada del rancho.(Foto: El Debate / Cristina Félix)

Policía Estatales y militares están frente a la entrada del rancho. | Foto: El Debate / Cristina Félix

Sinaloa.- Ayer en la madrugada se llevó a cabo un operativo por parte de elementos del Ejército mexicano, donde se hizo el aseguramiento de un campestre en la comisaría El Limón de los Ramos, perteneciente a las sindicaturas de Villa Adolfo López Mateos (El Tamarindo).

De acuerdo con información extraoficial, los uniformados sitiaron la propiedad, que mide varias hectáreas de diámetro, después de escuchar detonaciones de arma de fuego que se hacían en el interior.

Cabe recordar que en la entrada principal de ese inmueble fue ejecutado hace tres días un hombre que recibió al menos ochos disparos en su cuerpo.

Bajo resguardo

El rancho, ubicado en las inmediaciones de El Limón de los Ramos, por el camino que se desprende de la carretera México 15 y que lleva a la comunidad El Tamarindo, estaba rodeado de agentes de la Policía Municipal, Estatal y de elementos de la Novena Zona Militar, quienes no dejaban a nadie acercarse.

Aspecto aéreo del rancho asegurado. Foto: El Debate / Ángel Zamudio

En la entrada principal, personal de la Fiscalía General de la República tomaba fotografías y marcaba el sitio como asegurado.

Vehículos blindados y artillados vigilaban ambos extremos de la carretera.

Datos no oficiales indicaron que el aseguramiento se hizo el jueves en la madrugada, cuando personal castrense hacía recorridos de vigilancia, y al pasar por el rancho ganadero se escucharon las ráfagas de armas largas.

Los soldados entraron en acción y de inmediato rodearon e ingresaron al inmueble, donde se encontró armamento.También se habló de la supuesta detención de un varón; sin embargo, las autoridades competentes no han dado ninguna versión oficial que aclare cómo se llevó a cabo el despliegue y sus resultados.

La ejecución

El 24 de marzo, antes de la medianoche, fue encontrado un hombre fusilado en el acceso de la propiedad hoy asegurada.

El occiso, identificado como Juan Antonio N., de entre 35 a 40 años de edad, tenía disparos en todo el cuerpo de calibre 22 milímetros.

Forenses recopilan información sobre el asesinato. Foto: El Debate

Al ser una zona a esas horas poco concurrida, no hubo quien se acercara a los policías para darles razón de cómo se dieron los hechos.

Esto obligó a las autoridades presentes a presumir que hasta ese punto fue llevado el civil, a quien posteriormente comenzaron a dispararle, hasta privarlo de la vida.

La oscuridad de la zona era parte del escenario sangriento, y los uniformados, al confirmar el deceso violento, se quedaron cuidando el cadáver, hasta que agentes investigadores de la Fiscalía se hicieron presentes para iniciar su trabajo.

Las diligencias arrojaron distintas evidencias, entre ellas al menos ocho casquillo percutidos del calibre antes señalado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo