Policiaca

Mueren 8 presuntos sicarios en choque con soldados y policías

La Fiscalía Estatal informó que el enfrentamiento ocurrió en una zona agreste del poblado denominado Pinzándaro, en el municipio de Buenavista Tomatlán

Por  EFE

Ilustrativa(Pixabay)

Ilustrativa | Pixabay

Morelia.- Un total de ocho presuntos integrantes del cartel de "Los Viagras" murieron este jueves en un enfrentamiento con soldados y policías en el suroccidental estado mexicano de Michoacán.

La Fiscalía Estatal informó que el enfrentamiento ocurrió a las 12.40 hora local (18.40 GMT) en una zona agreste del poblado denominado Pinzándaro, en el municipio de Buenavista Tomatlán.

Elementos del Ejército y la Policía de Michoacán sorprendieron a los presuntos narcotraficantes cuando éstos viajaban a bordo de un convoy de camionetas de diversos tipos, armados con rifles de asalto AR-15 y AK-47, así como con granadas.

Los sospechosos intentaron huir al abrir fuego contra los uniformados, hiriendo de gravedad a un soldado y a un comandante de la Policía de Michoacán.

El Ejército y la Policía Michoacán respondieron el fuego y abatieron a ocho de los agresores, mientras que 12 más fueron sometidos y detenidos.

Una fuente del Gobierno de Michoacán informó que los sicarios abatidos y detenidos al parecer cubrieron la fuga de Nicolás Sierra Santana "El Gordo" o Rodolfo Sierra Santana "El Tronado", máximos líderes de "Los Viagras", brazo armado del cártel de La Nueva Familia Michoacana (LNFM).

"Los Viagras" es un grupo de narcotraficantes y sicarios que logró infiltrarse en 2013 en los civiles grupos de autodefensa para combatir al cártel de Los Caballeros Templarios, para en 2015 tomar el control de las operaciones de producción y tráfico de drogas en la región de Tierra Caliente de Michoacán.

En Michoacán suman cinco días continuos de operativos policiales y militares contra "Los Viagras" y miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), organizaciones criminales que se disputan el territorio estatal.

El próximo 24 de febrero se cumplen seis años del levantamiento armado de habitantes de la Tierra Caliente, creando así los civiles grupos de autodefensa para combatir a "Los Caballeros Templarios", aunque el Gobierno estatal logró identificar la infiltración de "Los Viagras" en este movimiento.