Policiaca

Muerto a balazos en Providencia, Culiacán, era perseguido

El hoy occiso queda cerca de una zona recreativa del sector al ser lesionado con un arma 9 milímetros

Por  Juan Pablo Cervantes Aguiar

Los de la Fiscalía fotografían el cuerpo y evidencias para registrarla en una carpeta de investigación.(Foto: El Debate)

Los de la Fiscalía fotografían el cuerpo y evidencias para registrarla en una carpeta de investigación. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Tendido sobre una calle en mal estado y encharcada fue localizado el cadáver de un hombre en el sector Providencia, al sur de la ciudad. Hasta ayer aún no se establecía la identidad del fallecido ni el móvil del crimen. El ataque ocurrió a temprana hora.

Crimen

Cuando las manecillas del reloj daban las 05:30 horas, la capital sinaloense registró un nuevo deceso violento.

Policías municipales se trasladaron a la calle San José, casi esquina con bulevar Providencia, y comprobaron que estaba tendido el cuerpo de un varón que vestía playera gris con pantalón de mezclilla negro.

Ya sin asombro, los uniformados vieron cómo se le apreciaba sangre en su cuerpo tras haber recibido heridas de arma de fuego, y al llegar paramédicos de Cruz Roja confirmaron que ya no presentaba signos vitales.

La zona quedó acordonada y exclusivamente lista para que personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudiera a realizar los trámites de ley.

Vecinos se limitaron a dar detalles, algunos solo manifestaron haber escuchado detonaciones de arma de fuego, pero para cuidar su integridad física evitaron salir a la calle para ver qué estaba pasando.

Extraoficialmente se indicó que probablemente la víctima iba corriendo tratando de escapar de los hombres armados, quienes comenzaron a dispararle cuando ya lo tenían de cerca. Al verlo que agonizaba, los homicidas aprovecharon que en esos momentos reinaba la oscuridad y se dieron a la fuga a bordo de un vehículo de características desconocidas. 

Diligencias

Tras la confirmación del asesinato, el apoyo le fue solicitado al personal de la Fiscalía, llegando tiempo después personal pericial acompañado de agentes investigadores del Grupo Águila.

Junto al cuerpo los forenses no hallaron cascajos, pero estaban regados metros atrás. Los agresores usaron una pistola calibre 9 milímetros y la accionaron en aproximadamente 16 ocasiones.

Con los elementos de prueba, mismos que fueron recolectados por peritos, se dio la orden para que el cuerpo fuera trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicarían las pruebas de ley, y cuando se llevaran a cabo todos los trámites el cuerpo sería entregado a quien acudiera a reclamarlo