Policiaca

Muerto encobijado de El Tamarindo, Culiacán, fue tableado

 El muerto que fue encontrado encobijado a la orilla del camino de terracería que va del Tamarindo, Culiacán, tenía huellas de haber sido tableado y golpeado.

Por  Ángel Zamudio

Muerto encobijado de El Tamarindo, Culiacán, fue tableado(Foto: El Debate)

Muerto encobijado de El Tamarindo, Culiacán, fue tableado | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- A la mitad del camino que lleva de la sindicatura de Villa Adolfo López Mateos El Tamarindo, al poblado de El Aguaje, fue encontrado el cuerpo de un hombre muerto semienvuelto en una cobija, quien presentaba múltiples golpes en el cuerpo y un orificio en la parte trasera del cráneo con salida en la mandíbula, que posteriormente se revisaría si fue ocasionado por impacto de bala.

El fallecido no fue identificado debido a que no portaba documentos.

El hallazgo

Según la información, fue alrededor de las 14:00 horas cuando unas personas caminaban por la orilla de la brecha cuando percibieron un bulto que sobresalía entre los arbustos, acercándose por curiosidad y descubriendo que se trataba de un hombre.

Posteriormente, dieron aviso a los elementos de la Policía municipal adscritos a dicha sindicatura para que acudieran a la ubicación.

Los agentes de inmediato se trasladaron al lugar y observando por la orilla del camino, avistaron el cadáver, el cual estaba envuelto en una cobija tipo edredón de color amarillo.

Al revisar un poco más a detalle el cuerpo, se pudo saber que presentaba huellas de tortura, como si hubiese sido “tableado” y golpeado en repetidas ocasiones.

Los uniformados acordonaron el perímetro para que todo quedara listo para el personal forense que se haría cargo de la investigación.

Diligencias

Casi una hora después del hallazgo, arribaron al sitio los peritos y los agentes de investigación de la Fiscalía General para dar inicio a los trabajos de campo.

Los especialistas forenses revisaron toda el área delimitada para hacer las diligencias, donde no se encontró ningún indicio de violencia ni casquillos de arma de fuego, sin embargo, una herida en la cabeza de la víctima alertó a los peritos, quienes previamente dijeron que se trataba de una herida de bala. No obstante, se revisaría en la autopsia si la herida fue provocada por proyectil.

Entre las pertenencias del sujeto no se le encontraron documentos, pero se dio la información que era de entre 30 a 35 años de edad, moreno claro y complexión media, además, vestía solo un pantalón que traía puesto a la altura de las rodillas. 

Al culminar con los actos protocolarios, se dio la orden de que el cuerpo fuera llevado al anfiteatro para que familiares acudieran a reclamarlo.