Policiaca

Muerto encontrado en Bacurimí, Culiacán, estaba en descomposición

En un completo y avanzado estado de descomposición se encontraba el cadáver localizado en Bacurimí, Culiacán

Por  Arturo Sánchez Escobedo

Un perito observa el cadáver, en busca de alguna evidencia.(Foto: El Debate)

Un perito observa el cadáver, en busca de alguna evidencia. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Entre el fraccionamiento Villas del Río y Bacurimí, en un terreno aproximadamente de cinco hectáreas, dividido en predios para su venta, fue encontrado el cuerpo de un hombre en completo estado de descomposición.

Al cierre de la edición se encontraba sin ser identificado debido a la falta de un documento que avalara su persona. 

En el lugar del hallazgo se pudo apreciar que el hoy occiso vestía un pantalón azul de mezclilla, playera verde, tenis negros y cinto color café; era de tez morena clara, complexión regular y de 1.70 metros de estatura.

El aviso

El reporte del hallazgo se dio al C-4 alrededor de las 19:10 horas de ayer, donde informaban que por un camino de terracería que atraviesa el terreno donde están bardeados algunos predios estaba el cadáver de un hombre.

A 50 metros de donde fue encontrado el cadáver estaba una pequeña casa de campaña construida de hule y con diferentes objetos, misma que se encontraba sola y con pedazos de tela, simulando un tendido para dormir. Foto: El Debate

Policías preventivos lo buscaron por algunos minutos y lo ubicaron a 300 metros del dren de Bacurimí, mismo que se encontraba bocabajo, en las condiciones ya descritas. 

Ante tales circunstancias, los agentes acordonaron el área y dieron aviso a la Fiscalía del Estado para que enviara personal de periciales e investigadores.

Sin evidencias

Al lugar llegó el grupo de investigación Ares, mismo que esperó la llegada de periciales para ingresar a la zona del hallazgo.

Al iniciar las labores, peritos tomaron imágenes del cadáver y buscaron en el área algún tipo de evidencia, pero al parecer no encontraron ningún tipo de violencia que los hiciera sospechar que lo habían asesinado en ese lugar. 

Al manipular el cuerpo se pudo apreciar que ya estaba rígido y soltaba fétidos olores. Luego de varios minutos, se determinó que fuera llevado al anfiteatro para practicarle la autopsia, pues no se le apreciaban signo de violencia, y de esa manera saber la causa de su muerte.