Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No podrá asistir a la graduación de su hija; lo asesinaron

La víctima era un ingeniero mecánico, cuyo cuerpo fue dejado en el interior de su camioneta, por la maxipista Culiacán-Los Mochis

Pericos, Sinaloa.- En el interior de su camioneta Chevrolet, de modelo viejo, fue localizado el cuerpo de Abner Abraham, quien era originario de El Tigre, Navolato. Este joven de 29 años vivía en Caimanero y era ingeniero mecánico; fue asesinado y dejado por la maxipista Culiacán-Los Mochis, en el kilómetro 54, a la altura de la sindicatura Pericos, Mocorito.

SALIÓ PARA NO VOLVER
De acuerdo con información obtenida en el lugar, salió de su casa el pasado sábado, a las 12:00 horas, y el último mensaje que tuvieron de él fue a las 16:00 horas de ese mismo día. Luego de no comunicarse, sus seres queridos empezaron a inquietarse y a buscarlo.

La mañana de ayer lo encontraron de la forma en la que nadie quiere ver a un ser querido: muerto. El cadáver estaba en la cabina de la unidad, la cual no tenía impactos de bala, pero se dijo que fue asesinado en otro lugar y luego fue llevado hasta allí. El joven traía su pantalón de mezclilla muy sucio, parecía que lo habían arrastrado o mantenido en el suelo. Estaba descalzo, y la playera le cubría el rostro. En su torso, brazos y espalda se le apreciaban huellas de tortura; además,  dijo que presentaba impactos de arma de fuego, aunque esto no fue confirmado.

De acuerdo con familiares, podría tratarse de un robo, ya que no encontraron algunas de las pertenencias que llevaba, además de que faltaba el estéreo de la camioneta, el cual tenía un costo aproximado de 15 mil pesos.

La víctima fue encontrada al interior de su camioneta. Foto: EL DEBATE

Sus seres queridos se preguntaban que, si era cierto que se había tratado de un robo, por qué lo torturaron tanto. De acuerdo con las evidencias encontradas, era obvio que a Abraham lo tuvieron cautivo por horas, en un lugar desconocido, porque su cuerpo fue localizado durante la mañana de ayer, pero no estaba descompuesto.

En la cabina había un costal y una cobija, la cual no llevaba consigo al momento de salir de casa, según lo que dijeron conocidos. También quedó la duda de por qué habían dejado la camioneta a la orilla de la autopista, donde podía ser detectada de forma rápida.

ILUSIÓN ROBADA
Ayer, sus seres queridos se enfrentaban al dolor de verlo volver a casa, pero en un ataúd. Él no presentía su muerte y tenía grandes planes y sueños en la vida. Además, debía estar en la graduación del kínder con su hija, la cual será en unos cuantos días. Ahora no saben cómo le explicarán a la pequeña su ausencia. También dejó pendientes otras actividades con su niña, como ver juntos una de sus películas preferidas.

Fue descrito en el lugar de los hechos como una persona buena, trabajadora y de buen parecer. Por esta razón, no se explican que le hubieran arrebatado la vida de forma tan cruel y con tanta saña.

 

 

OTRO HECHO
En el lugar, aún se hablaba del ingeniero agrónomo que había sido asesinado la tarde anterior, en el camino que conduce de Recoveco a Pericos, y era vecino de la primera comunidad.

Ante estos asesinatos, había pobladores de Pericos que se preguntaban qué era lo que estaba pasando en esta sindicatura y en las carreteras, tanto municipales como estatales, pues hay muchos hechos violentos.