Policiaca

Presunta asesina de embarazada en Chicago pidió ayuda llena de sangre

Clarisa, presunta asesina de la joven Marlen, en Chicago, Estados Unidos, a quien le arrancaron el bebé del vientre y posteriormente estrangularon llegó al hospital cubierta de sangre

Por  El Debate

Presunta asesina de embarazada en Chicago llegó al hospital con sangre.(Foto AP)

Presunta asesina de embarazada en Chicago llegó al hospital con sangre. | Foto AP

Chicago, Estados Unidos.- Clarisa, la presunta asesina de Marlen, de 19 años, la joven mexicana migrante que le arrancaron el bebé de su vientre en Chigado, Estados Unidos, llegó al hospital Advocate Christ Medical Center cubierta de sangre y con un bebé que no era suyo, si no de la joven. La mujer indicó al personal médico que acababa de dar a luz, sin embargo, los especialistas no encontraron evidencia de un parto, pero no dieron aviso a la Policía.

Pese a que la familia de Marlen había recurrido a los medios de comunicación para informar que la joven había desaparecido, el hospital indicó a las autoridades dos semanas después que una mujer había llegado con un bebé que no respiraba y que no era de ella.

El portavoz del Departamento para Niños y Familias de Illinois, Jassen Strokosch, indicó que el personal médico indicó que una mujer con sangre en la cara había llegado con el menor al nosocomio y que aseguraba que era de ella pero que los análisis la desmintieron, y que no entendían como la llamada del hospital había llegado tan tarde.

El bebé de Marlen sobrevivió con graves daños cerebrales, tras ser arrancado del vientre de su madre.

Jassen Strokosch confesó en su conferencia de este sábado, que no entendía cómo la llamada había llegado tan tarde. No comprendía cómo el hospital no denunció en su momento la llegada de una mujer salpicada en sangre que llevaba un bebé que no era suyo, pero no quiso hacer ninguna "especulación".

El asesinato de Marlen ha conmocionado al mundo, la joven fue estrangulada mientras veía unas fotografías del hijo y hermano difunto de sus presuntas asesinas, Clarisa y  su hija. Por el crimen fueron detenidas tres personas, Clarisa, su pareja sentimental y su hija Dessire.