Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ramón tenía 16 años, acaban con sus sueños e ilusiones

El menor fue encontrado sin vida en el parque de la colonia Josefa Ortiz de Domínguez, bajo una banca

Culiacán, Sinaloa.- Ramón Eduardo N., quien tenía 16 años, fue asesinado de dos balazos en el pecho la noche de ayer en el interior de un parque recreativo que se localiza en la colonia Josefa Ortiz. Los responsables, se encuentran prófugos de la justicia.

El cuerpo del menor estaba tendido debajo de una banca. Foto: EL DEBATE.

REPORTE
La capital del estado cerró con un homicidio más cuando vecinos avisaron al 911 sobre detonaciones de arma de fuego en la zona antes mencionada, localizada por la avenida Terrones, entre las calles Quinta y Sexta.

Rápidamente, el lugar se fue poblando de curiosos. El cuerpo de Ramón yacía tendido bocarriba, debajo de una banca azul y con los brazos en forma de cruz.

Dos policías municipales confirmaron el crimen y encintaron el perímetro para resguardar los indicios. A un lado de la víctima se observó un par de guaraches sobre una mesa y una lata de cerveza.


Según información proporcionada por las autoridades, el hoy occiso convivía momentos antes con un grupo de personas; y posteriormente se registró una riña, donde uno de los presentes sacó a relucir un arma de fuego y la accionó en contra del menor de  edad, para después huir por las calles del sector.

TRABAJO DE CAMPO
Dos cascajos de pistola calibre 9 milímetros quedaron junto al cuerpo. Peritos de la Fiscalía realizaron las diligencias para dar con el culpable del asesinato.

Se dio a conocer que Ramón Eduardo tenía dos heridas de bala a la altura del pecho. Sus restos fueron removidos del lugar y los depositaron en el anfiteatro.

OTRO HECHO VIOLENTO

Con disparos de arma de fuego y en estado de descomposición, policías municipales ubicaron el cuerpo de un varón en el rancho Los Guayabos, en la sindicatura de Higueras de Abuya, al sur de la ciudad. La víctima hasta ayer no había sido reconocida.

Mediante una llamada anónima realizada al numero de emergencias 911, la mañana de ayer, cuerpos de las distintas corporaciones fueron alertados que por la brecha a unos cuatro kilómetros de Los Guayabos se había localizado una persona muerta, sin darse más detalles al respecto.

Agentes preventivos a bordo de dos patrullas acudieron a confirmar la denuncia. Los uniformados recorrieron un angosto camino atravesando algunos charcos. Las acciones de búsqueda no se les facilitaron porque las brechas estaban adornadas de monte crecido.

Así encontraron el cuerpo. Foto: EL DEBATE

Los preventivos siguieron la ruta hasta que se percataron de que salían unos pies entre los matorrales. Al detenerse a ver qué pasaba, vieron a la víctima en avanzado estado de descomposición y que traía puesto lo que parecía una blusa rosa y un short de licra. La describieron como una persona de estatura mediana, complexión robusta y que calzaba unos huaraches azules.

Rápidamente los oficiales se encargaron de delimitar el área con cinta amarilla. Momentos después dieron parte a personal de la Fiscalía con la finalidad de que se presentaran a realizar las diligencias correspondientes. Un grupo de personas horas después llegó al lugar para tratar de identificar el cuerpo, pero no fue posible.

Motociclista es arrollado por camioneta en el Centro