Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Recuperan un millón de litros de combustible robado a Pemex

Culiacán, Sin.- Estando Sinaloa en los primeros lugares donde grupos de la delincuencia roban más combustibles a Pemex, mediante operativos de 2013 a la fecha se han logrado detener a 51 personas como presuntas responsables de este delito, reveló el procurador general de Justicia del estado, Marco Antonio Higuera Gómez.

Precisó además que de estas acciones que se realizan en coordinación con la federación, durante 15 meses se han asegurado un total de 536 mil 762 litros de gasolina y 523 mil 205 litros de diesel que habían sido robados, dando un millón 59 mil 967 litros de combustible "ordeñado".

De las 51 personas, 45 han logrado ser consignados a los jueces de distrito para que se les inicie un proceso judicial en su contra.

Higuera Gómez reveló que además se suma sustancia "revuelta", que es considerada la mezcla del diesel y la gasolina, que asciende a un total de 38 mil 286 litros durante 2013 y 56 mil 700 litros durante los primeros tres meses del año.

Precisó, gracias a los operativos que han golpeado a los delincuentes, se han asegurado 184 vehículos automotores y cuatro inmuebles.

Los municipios con la más alta incidencia en Sinaloa son Ahome, Guasave, Culiacán, Angostura, Mocorito, Badiraguato y Mazatlán, destacando Culiacán con 43 averiguaciones y Salvador Alvarado con 27 indagatorias iniciadas por la incidencia.

El procurador estatal confirmó que a pesar de los esfuerzos, Sinaloa sigue estando en los primeros 10 lugares.

"(En el pasado) salimos en el no honroso primer lugar, pero ya salimos de ese lugar. Creo que eso muestra el gran compromiso del estado de combatir ese delito, para que este ilícito vaya a la baja", sostuvo.

El domingo pasado, una toma clandestina provocó un fuerte incendio en Culiacancito.

Hasta el lugar arribaron elementos de Protección Civil y de Bomberos, de Seguridad de Pemex.

A pesar de los esfuerzos de los 'tragahumo' no pudieron apagar el incendio en una toma clandestina, hasta que se lograron cerrar las válvulas.