Selecciona tu región
Policíaca

Rosalinda pasó de empacadora a esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, el mayor capo de México

Por Agencia Reforma y Abel Barajas

-

Guadalajara, Jalisco.- Originaria de Apatzingán, Michoacán, donde nació en 1958, Rosalinda González Valencia es parte de un clan de 17 hermanos, conocidos como "Los Cuinis", que lideraban Abigael González Valencia "El Cuini", y José González Valencia, "La Chepa", hoy presos.

Desde joven, como muchos michoacanos, Rosalinda migró al norte de California, donde trabajó en empacadoras y en la limpieza de casas. Fue allí donde conoció a su esposo Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho", quien se convirtió en líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El matrimonio procreó a Laisha, Jessica Johanna y Rubén Oseguera González, "El Menchito". Al menos estos dos últimos nacieron en la Unión Americana, donde Jessica Johanna fue sentenciada en junio pasado a dos años y medio de prisión, y a donde su hermano Rubén regresó extraditado en 2020 para enfrentar un juicio por narcotráfico.

En 1994, "El Mencho" fue detenido en Sacramento por tráfico de heroína y, tras declararse culpable, cumplió con una condena de cinco años de prisión y luego fue deportado a México. Su familia también regresó y se estableció en Guadalajara.

La esposa de Oseguera no estaba en la brújula de las agencias antidrogas de México y Estados Unidos, hasta el ascenso del clan de "Los Cuinis" y de su esposo, luego de que fueran reducidas organizaciones enemigas como Los Caballeros Templarios.

Rosalinda empezó a ser investigada desde hace más de un lustro por supuestamente participar en una red de empresas y personas que entre 2015 y 2016 lavaron más de mil 100 millones de pesos.

En 2015, Estados Unidos la relacionó por vez primera con las operaciones financieras del cártel que dirige su esposo.

El 17 de septiembre de 2015, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) estadounidense incluyó a la pareja del capo en su "lista negra" de lavadores de dinero, aunque no lo hizo como persona física sino a través de una persona moral.

En aquella ocasión, el organismo del Departamento del Tesoro designó como blanqueadora de activos ilícitos a JJGON S.P.R. de R.L. de C.V., una empresa agroindustrial de la que González Valencia era accionista en su origen.

Sus socios en la compañía eran su hija Jessica Johana Oseguera González --hoy sentenciada en Estados Unidos--, así como Hilda Yuridia Cabrera Valencia, María Isabel Valencia Torres y Mayra Marín Gutiérrez Ochoa.

Cada una de ellas, incluida Rosalinda, poseían un capital social de 9 mil pesos, por lo que en este rubro la empresa tenía 45 mil pesos de capital social desde que fue constituida ante un notario.

Esta habría sido la compañía mediante la que González Valencia se encuentra inserta en una red de 73 personas físicas y morales que "El Mencho" supuestamente utiliza para lavar activos.

En México, la PGR y la Secretaria de Hacienda revisaron las cuentas de la esposa del capo como persona física y encontraron que en 2016 tuvo una diferencia de 35 mil 42 pesos entre sus depósitos a una cuenta bancaria e ingresos acumulables, la cual fue congelada.

El 26 de mayo de 2018 la Marina detuvo a Rosalinda en Zapopan, Jalisco, y fue internada en el Penal Federal Femenil de Morelos. Fue acusada de lavado de dinero, derivado de la referida investigación.
En la audiencia en la que fue vinculada a proceso, manifestó temer por su integridad física.

En septiembre de 2018, menos de cuatro meses después de su captura, consiguió la libertad provisional bajo caución, pagando una garantía de 1 millón 500 mil pesos.

Lee más: Marina sobrevuela zonas residenciales de Zapopan tras desaparición de dos agentes

La condición fue que firmara cada quince días en la Unidad de Medidas Cautelares, algo que incumplió y que dio lugar a que el lunes fuera reaprehendida.

Síguenos en

Últimas noticias