Policiaca

Se calcina autobús de pasajeros en el libramiento Mazatlán

Los pasajeros del autobús que se calcinó lograron salir sanos y salvos. Solo la carrocería del autobús quedó tras el voraz incendio que se originó cuando circulaba hacia el norte de Mazatlán

Por  Raúl Briones

Se calcina autobús de pasajeros en el libramiento Mazatlán

Se calcina autobús de pasajeros en el libramiento Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa.- El incendio de un autobús movilizó a las corporaciones del puerto al kilómetro 255 del libramiento Mazatlán, a la altura de la comunidad de Palmillas, a las 14:00 horas de ayer.

 La alarma

La información proporcionada  en el lugar señala que una falla en las llantas traseras del autobús ocasionó que comenzara a incendiarse. La unidad había salido del municipio de Escuinapa y se dirigía a Nogales.

A bordo del camión iban 18 personas, de las cuales 16 eran pasajeros y dos choferes.

Ninguno de los ocupantes sufrió lesiones o pérdidas materiales, pues el conductor, al ver lo que ocurría, los bajó del autobús para ponerlos a salvo.

Después llamó a las autoridades y les reportó el hecho.  “Me asusté mucho, pero como traía a mi niña, dije, tengo que hacerme la valiente pues no debo demostrar miedo, porque en realidad no nos pasó nada, gracias a Dios”, dijo Paulina, una pasajera.

“Yo escuché los tronidos del camión y me vine de volada a ver qué pasaba, y me encontré con que el camión se estaba incendiando. Creí que había gente adentro”, dijo un vecino de la comunidad de Palmillas.

Rescate

Los primeros respondientes en llegar al lugar fueron agentes federales. Cerraron la vialidad del carril de sur a norte para permitir que las unidades de rescate trabajaran sin ser interrumpidas.

Minutos después, arribó el Personal de Bomberos Veteranos Mazatlán y Bomberos Voluntarios Mazatlán y en coordinación trabajaron para sofocar las llamas.

Pasajeros del autobús que se calcinó. EL DEBATE

También llegaron paramédicos de la autopista y de Bomberos Veteranos Villa Unión para brindar atención a las personas. Ninguna necesitó ser trasladada al hospital.

El personal de Protección Civil se encargó de coordinar las maniobras de trabajo. Casi una hora después que sucedió el incendio, la rúa fue abierta a los automovilistas. Una vez controlada la situación, las corporaciones de rescate, emergencia y seguridad se retiraron del lugar. Un camión de la misma compañía del autobús siniestrado llegó por los pasajeros, quienes permanecían  a la orilla de la carretera con sus equipajes.