Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Se sentía perseguida

MAZATLÁN
Avatar del

Por: RUBÉN NAVARRO

Mazatlán, Sinaloa.- Se le ve tranquila, contenta. Trae puesto un mandil en color naranja que la distingue del resto de las prisioneras.

Anda de un lado para otro con bolsas y refrescos en las manos.

Es la mandadera, un trabajo que le asignaron dentro del módulo femenil que le permite ganarse unos pesos.

Se llama María de Jesús Flores Flores, la mujer que creó pánico la tarde del 12 de enero de este año, en el interior de un centro comercial al amenazar a una niña con un cuchillo.

Tiene siete meses en la penitenciaria y asegura que se encuentra bien.

"Trabajo de mandadera aquí, ya tengo siete meses y ya me están llevando con el siquiatra, ya no siento como antes, sentía como delirio de persecución. Con el medicamento que me están dando me siento mejor", comenta.

¿Recuerdas qué fue lo que sucedió ese día (domingo 12 de enero)?

Lo que pasa es que sentía delirio de persecución, sentía que la gente me quería matar y pensé que la doña esa, tenía una pistola en la bolsa y dije yo... me va a matar...

¿Cómo te han tratado en el penal?

Aquí todo está bien. Me dieron trabajo de mandadera.

¿Cómo va tu caso, crees salir pronto? Pues yo se lo dejo a Dios, por algo estoy aquí.

María de Jesús dice que en el penal imparten cursos de manualidades, pintura y también se integran a la banda de guerra.

>

Asegura que participa en todos para mantenerse ocupada y que el encierro sea menos pesado.

La conversación con Marichuy es breve. Recordó que antes de ingresar al penal, destacó por su participación en carreras deportivas a nivel estatal.

Ahora asimila su situación y confía en Dios para recuperar pronto su libertad.

En esta nota:
  • Penal
  • terapia
  • detención
  • cuchillo
  • mandaera
  • mujer
  • deportista
  • Mazatlán
  • plaza.