Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Semidesnudo y amarrado, así encuentran cadáver en Culiacán

El cadáver de la víctima fue encontrado junto a una casa abandonada, en un camino de terracería
 

Foto: EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- En avanzado estado de descomposición y con las manos atadas a la espalda fue encontrada una persona de género masculino sin vida en la entrada de una casa abandonada al sur de la ciudad, cerca de un parque acuático.

Vecinos de un rancho cercano dieron aviso a las autoridades mediante el número de emergencias 911 de una posible persona fallecida, ya que en la zona los malos olores eran notorios.

EL HALLAZGO
Agentes recibieron el reporte de una persona sin vida alrededor de las 19:30 horas al sur de la ciudad, sobre un camino de terracería a unos metros de una subestación de la Comisión Federal de Electricidad, por la carretera México 15.  Los uniformados buscaron por varios minutos la persona fallecida, hasta lograr encontrarla en la entrada de una construcción la cual se encontraba abandonada.

Agentes destacaron que al parecer la persona había sido asesinada en otra parte y tirada en el lugar donde fue encontrada, además de tener varios días de haber fallecido.  

Autoridades informaron que en el lugar de los hechos era imposible reconocer a la persona debido al mal estado de la misma; asimismo, mencionaron que la persona se encontraba sin ropa de la cintura hacia abajo, solamente tenía un bóxer en una de sus piernas y playera de color rojo, misma que presentaba manchas de sangre. La persona quedó en calidad de desconocido.

La víctima tenía las manos atadas a la espalda y a simple vista se le podía apreciar un mecate de color azul. Se encontraba bocabajo.

La zona fue resguardada por elementos de la Policía Estatal, quienes acordonaron el área.

Peritos acudieron al lugar de los hechos para recabar la información del hallazgo; asimismo, el cuerpo del desconocido fue llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde se le practicaría la necropsia de ley correspondiente en la espera de ser reconocido por sus familiares.